CF Rafalafena: La “cuna” futbolística de Juanjo Nieto

Juanjo Nieto es un jugador forjado en el “corazón” del fútbol base de la ciudad de Castellón, en concreto, en el Barrio de Rafalafena, con el equipo “rojo”. Hace unas semanas debutó con el primer equipo del Real Mallorca en Reus en partido correspondiente a la Segunda División Española. No cambio de archipiélago pues, tras marcharse del CD Castellón al Valladolid CF “B”, pasó al Atlético Baleares, en Segunda B, y esta temporada está con el conjunto bermellón. Una de las personas que mejor conoce a Juanjo Nieto es Pepe Zaera, un entrenador muy querido y respetado en el CF Rafalafena.
“Conocí a Juanjo en su primer año de juvenil, ese año entré en Rafalafena para entrenar a un equipo Benjamín. Quise ver dónde me metía y empecé a ver a todos los equipos del club, la gente me hablaba de un chaval muy bueno. El primer día que lo vi jugar me deslumbró, no hizo muy buen partido pero sentía que ese niño tenía angel, tenía unas cualidades innatas y un margen de mejora muy amplio”, recuerda Pepe Zaera.  “Ese mismo año comencé a hablar asiduamente con él, al principio era un chaval muy desconfiado, costaba que se abriera, cuando conseguimos una relación de confianza a los pocos meses me di cuenta que ese niño podría ser jugador de fútbol y pedí entrenarlo al año siguiente. A los dos meses de entrenar juntos se vio el enorme potencial que tiene y me puse en contacto con el entrenador del equipo de División de Honor del Castellón. Ese año no lo pudieron fichar por problemas federativos del CD Castellón, pero al año siguiente se marchó e hizo una gran temporada en el juvenil, debutando con el primer equipo, al año siguiente se fue a Valladolid B durante dos años, el año pasado en el Baleares de 2B y este año apostó por ir a un filial convencido que iba a tener su oportunidad en el primer equipo y no la iba a dejar escapar”.
Pepe Zaera deja claro qué no quiere ningún protagonismo cuando se habla de los inicios de Juanjo Nieto pero es obvio que lo conoce a la perfección. “El Juanjo de 16 años que conocí era un niño que jugaba muy bien a la pelota, pero no jugaba bien a fútbol. No tenía conocimiento del juego, eso es lo que intentamos mejorarle con charlas durante ese año y el año siguiente cuando coincidimos como entrenador y jugador, esas mismas charlas seguimos teniéndolas  casi diariamente y su progreso en este apartado ha sido tremendo. Futbolísticamente era un niño con unos 5 metros de salida muy eléctricos, hacía mucho tiempo que no veía a alguien así, muy intuitivo, nada egoísta y con un buen manejo de balón, muy veloz y con un salto vertical que impresionaba y lo sigue haciendo. Tenía todo para jugar a fútbol a nivel profesional, solo le faltaba una lámpara, un sofá y un aparador bien colocado en su cabeza y estaba seguro que tendría su oportunidad”, expone con enorme satisfacción.
De esta manera, Juanjo Nieto se convirtió en el ícono del CF Rafalafena, “cuna” de grandes jugadores como por ejemplo Pablo Hernández, ex del Valencia CF, internacional absoluto y ahora en el Leeds United. “Todo Rafalafena se volcó con el niño porque todo lo que hacíamos por él nos lo devolvía multiplicado por 10, esa relación sigue y seguirá por muchos años, sus amigos juegan en el amateur de Rafalafena y siempre que viene por Castellón entrena con ellos”, señala.
Precisamente, este equipo Amateur de CF Rafalafena está buscando la segunda plaza que puede permitir luchar por el ascenso a Regional Preferente. Didac, Capi, Cristián y Jim, en cadetes y juveniles, y Hamza, Vicente, Ripo, Víctor, Jordi y Omar, en juveniles, coincidieron con Juanjo Nieto que en la temporada 2011-12 compatibilizaba el Juvenil B para ayudarlo a subir con el A, que era su equipo, y el Amateur para lograr la salvación consiguiendo los tres objetivos. Un extraordinario chaval que jamás protestó por jugar el sábado y el domingo, que recibía entradas muy duras, pero que por su calidad salvaba cualquier obstáculo.
Hoy en día en Rafalafena C.F se sienten muy orgullosos de Juanjo, no sólo por jugar en Segunda División y muy pronto en Primera, sino porque sigue siendo el mismo niño con cara de pillo de hace ya 7 años. “Creo que el día clave fue el día que le pregunte si quería ser futbolista, pero futbolista de verdad. Me contestó que claro que sí. Entonces le expliqué lo que implicaba ser futbolista, mejor dicho intentar ser futbolista. Le dije : Niño, eres consciente que vas a sacrificar los mejores años de tu vida por algo que puede ser, pero lo más probable es que salga mal¿ Eres consciente que se han acabado las fiestas por la noche con tus amigos? ¿Eres consciente que en este mundo sólo vales lo que hiciste el último partido y habrá gente que va a intentar aprovecharse de ti? Me dijo que lo tenía claro y a partir de ahí empezamos a prepararlo. “En el club nos sentimos muy orgullosos de él y siempre le hemos facilitado las cosas y hemos hecho lo que estaba en nuestras manos para favorecer su progresión. Y así seguirá siendo”.
Esta foto es con su hermano que es un año mayor y ahora está jugando a fútbol en Corea. También hicimos todo lo que pudimos con el. Javi era mejor que Juanjo , pero Juanjo tenía más hambre y más interés.
lexus

No hay comentarios