El caos en la categoría Prebenjamín primer año

Hasta cinco partidos en la Categoría Prebenjamín primer año en los tres grupos de la provincia de Castellón no se disputarán este fin de semana debido a que uno de los contendientes no se ha presentado a competir. Hay malestar entre los clubs debido a esta situación en la que la Federación Valenciana de Fútbol, a través de su Delegación de Castellón, debería haber actuado de manera inmediata el mismo día de concluir el plazo de inscripción y tras la celebración de la primera jornada al comprobar la “incomparencia” de al menos ocho equipos en la Categoría Prebenjamín primer año. Un motivo más de enfado que ya expresaron los clubs de las pequeñas poblaciones que, en su gran mayoría, han tenido que formar equipos de segundo año con niños de primer año al desaparecer la denominada Categoría Mixta.

Castellón Base, en septiembre, como suele ser habitual, ya advirtió de esta situación. Los conjuntos en edad prebenjamín de primer y segundo año notan el descenso de la natalidad de los últimos años ya que su número en esta nueva temporada es de 103, tres menos que en el ejercicio pasado. Hace dos eran 112. Es decir, es una tónica habitual ya el descenso de equipos en las primeras edades federativas por lo que urge replantearse el sistema competitivo, bien a través de torneos los fines de semana con una Fase final en junio, o ligas con clubs que te garanticen la presencia. Conociéndose de antemano una situación que todos sabemos -menos niños- quizá en esta categoría podría adelantarse el plazo límite de inscripción para comprobar la “veracidad de los equipos inscritos” aunque bien es cierto que esta temporada ha mediado mes y medio entre la conclusión de ese plazo y el inicio de la liga.

Los clubs son los más perjudicados por esta inacción federativa. Desde el punto de vista económico pagas igual por inscribir a un equipo de Fútbol en una liga “devaluada” con 10 ú 11 equipos que con otra de 16. Además los padres de los jugadores, como es lógico, al pagar una cuota al club, exigen partidos los fines de semana para que los chavales puedan jugar a fútbol cumpliendo el fin por el que se ha inscrito en una determinada escuela de fútbol. Estas “jornadas obligadas de descanso por no haber rival” deben ser cubiertas por los clubs buscando partido para el fin de semana. Es una carga más de trabajo que debe realizarse para que haya actividad deportiva en ese equipo como garantiza la Federación en el resto de categorías.

No valen excusas. Ni sistema Fénix ni otras causas perfectamente subsanables. La Federación debería haber tomado cartas en el asunto tras la no celebración de varios partidos y haber “reajustado” los grupos entre los 35 equipos que siguen la competición creando, por ejemplo, sólo dos ligas de esta categoría y asegurando actividad los fines de semana. Para eso pagan los clubs y en el caso de que no cumplan con sus obligaciones de participar, después de inscribir, recibir la correspondiente sanción cumpliendo la normativa vigente. Aspecto que, por cierto, habría que revisar teniendo en cuenta que hay equipos de primer año que se ven reforzados con jugadores de segundo superando la cuota de tres con el fin de mantener ese equipo en la categoría. Incluso con el consentimiento del rival para no perjudicar a nadie y jugarse el partido.

lexus

No hay comentarios