Benicàssim: Devolución proporcional de la tasa de terrazas y aplazado hasta el 5 de septiembre el IBI domiciliado

El Ayuntamiento de Benicàssim ha determinado diferentes medidas sociales y económicas para ayudar a los vecinos del municipio así como a los empresarios locales a hacer frente a la situación derivada del estado de alerta en el que se encuentra el país para evitar la propagación del COVID-19.

Dentro del paquete de medidas excepcionales que se van a aprobar en materia fiscal, la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha informado que se va a proceder a la devolución  de la tasa de ocupación de la vía pública con mesas y sillas en la parte proporcional al tiempo que los bares y restaurantes han tenido que estar cerrados desde que se decretase el Estado de Alarma por el Gobierno de España. “Los establecimientos de restauración copan la mayor actividad empresarial en el municipio y por ello ahora, desde la administración local, debemos ayudar, en la medida de lo posible, a superar las consecuencias derivadas de esta crisis sanitaria a nuestro tejido empresarial”.

La concejala de Actividades, Cristina Fernández, ha recordado que durante el último trimestre del 2019, el ayuntamiento aprobó una modificación de la ordenanza donde ya  se establecía una reducción del 60% de la tasa para la ocupación de las terrazas “en beneficio de nuestro sector hostelero, ahora tan castigado por el estado de alerta y por ello tenemos que seguir a su lado e intentar minimizar el impacto negativo que va a suponer el cierre de sus establecimientos durante el tiempo que se prolongue esta situación”.

En cuanto a los tributos municipales, Susana Marqués ha anunciado que se va a retrasar la puesta al cobro, hasta el 5 de septiembre, del pago único domiciliado del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbano (IBI). “El pago único domiciliado se iba a efectuar el 5 de julio, pero con esta medida lo aplazamos dos meses y, además, se mantiene la bonificación del 5% en todos los recibos domiciliados del IBI, en modalidad de pago único y fraccionado”, ha indicado la alcaldesa.

También se van a tomar medidas, respecto al pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, ampliándose el plazo de pago en período voluntario, que pasa del 20 de mayo al 22 de junio. Por otro lado, en la modalidad de pago domiciliado, la puesta al cobro se prorroga del 6 de abril al 5 de junio.

Además de estas medidas extraordinarias, «el Ayuntamiento de Benicàssim está trabajando en una batería de ayudas económicas para seguir apoyando a los autónomos y el comercio local», ha anunciado el concejal de Hacienda, Arturo Martí.

Cabe recordar que el consistorio va a establecer los mecanismos necesarios para devolver la parte proporcional de los cursos y actividades municipales que las personas usuarias no podrán disfrutar al suspenderse las mismas y desde el departamento de Cultura ya se ha comenzado con el proceso de devolución del importe de las entradas que se adquirieron de forma online, a través de la web benicassimcultura.es. En cuanto a las entradas que se adquirieron de forma presencial en las taquillas del Teatro Municipal, estas podrán ser reembolsadas en cuanto esta instalación municipal vuelva a desarrollar su actividad.

 

 

 


lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta