El futbol base i aficionat li fiquen un gol a la despoblació

El fútbol base castellonense y aragonés protagonizó el II Trofeu Gol a la Despoblació disputado el pasado sábado en Caudiel. La Escuela del Atlético Teruel venció en las tres categorías disputadas -prebenjamín, benjamín e infantil- a las escuelas del Club Deportivo San Lorenzo, uno de los clubs clásicos del fútbol base de Castellón, y del Club Atlético Caudiel, organitzador del torneig.

La jornada deportiva cumplió su gran objetivo de luchar contra la despoblación, a través del deporte, y de visibilizar las grandes dificultades que existen para poder practicar fútbol en unas localidades con escasa densidad demográfica. Los clubs hacen además un gran esfuerzo por poder transmitir los valores del deporte a los niños y jóvenes de sus poblaciones; en ocasions, aunando varias localidades bajo un mismo equipo, con el consiguiente esfuerzo que ello requiere. Es el caso, per exemple, de la recién creada Escuela de Fútbol Base del Alto Palancia-Alto Mijares, con sede en Caudiel y en la que participan también Montán, Montanejos, Puebla de Arenoso y Arañuel.

STOP AL FOC

La segunda edición de este trofeo, creado y organizado por el club Atlético Caudiel, registró una gran afluencia de público y contó, a més, con la presencia de multitud de autoridades como el director general de Administración Local y responsable de la Agenda Valenciana Antidespoblamiento, José Antonio Redorat, el presidente de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, Salvador Gomar, el diputado provincial delegado de cohesión territorial y alcalde de Montán, Sergio Fornas, el alcalde de Caudiel, Antonio Martínez y diversos concejales de las poblaciones participantes.

Por la tarde fue el turno de la categoría amateur. En ella, el CP Montalbán, un equipo recuperado esta temporada después de desaparecer en 2002, se proclamó campeón al imponerse en una emocionante tanda de penaltis al equipo local, el Atlético Caudiel. El tercer clasificado en este triangular fue la SD Azucarera, equip que, con sede en la población turolense de Santa Eulalia, aúna también a las localidades de Villarquemado, Alba del Campo y Cella.

Estos tres clubs son claros exponentes de que la situación geográfica y la económica son los grandes hándicaps de estos equipos que, para salir adelante, requieren de un gran trabajo y sacrificio de directivos, futbolistas y aficionados. Escasas subvenciones, dificultades para encontrar patrocinadores, necesidad de recorrer grandes distancias o instalaciones en mal estado son algunos de los problemas a los que se tienen que enfrentar diariamente. Iniciativas como las de este exitoso Trofeo Gol a la Despoblación sirven como reivindicación, pero también como recompensa al demostrar que con mucho esfuerzo y dedicación se puede conseguir que la pasión por el fútbol siga respirándose en estas pequeñas localidades.

Elena Adelantado