Cero contagios en el municipio cuyo alcalde es el vicepresidente de la FFCV

El vicepresidente de la Federació de Fútbol de la Comunita Valenciana, Jordi Lucena, es también alcalde de Fuentes de Ayódar, un pequeño municipio con apenas cien habitantes ubicado en la comarca del Alt Millars en la provincia de Castellón. Alcalde desde 1995, caracterizado por su cercanía, la pasada semana el Ayuntamiento que gobierna, junto con los locales de hostelería del municipio; «Hotel Viñas Viejas» y «Bar Zailes», han acordado de manera conjunta el cierre de estos  establecimientos de forma preventiva hasta el 31 de enero de 2021, debido a la situación actual de la pandemia por el COVID – 19 y el aumento de casos que se han producido en los últimos días en la provincia. El pasado fin de semana pudimos conocer los primeros contagios de toda la pandemia en Benasau, Benimassot, Puebla de Arenoso y Vallat pero, de momento y esperamos que sea así, Fuentes de Ayódar, permanece «blindado» frente al COVID-19.

A día de hoy, el municipio de Fuentes de Ayódar no cuenta con ningún caso activo por COVID-19, pero ante las previsiones que se esperan para las próximas semanas, creemos oportuno la toma de estas medidas excepcionales para poder hacer frente a la situación, siendo el objetivo prioritario evitar la propagación del virus.

«Desde el Ayuntamiento de Fuentes de Ayódar, pedimos la colaboración y responsabilidad de vecinos y visitantes para seguir cumpliendo con la normativa vigente», explica la web municipal.

Ya al poco tiempo de iniciarse la pandemia, el Ayuntamiento de Fuentes de Ayódar estuvo lado de los autónomos y pequeños comercios locales ante la necesidad de apoyar en estos duros momentos que no percibían ningún ingreso.

Por ello, hubo una subvención de ayudas a los empresarios locales, con la dotación de 500 euros a cada uno de ellos.

Cuarenta municipios en toda la Comunitat

Cuarenta municipios de la Comunidad Valenciana han conseguido superar las tres oleadas del coronavirus sin registrar contagios ni muertes. Representan el siete por ciento de las 542 poblaciones de la región, y ninguno de ellos supera los 600 habitantes, publicaba el diario ABC.

Los pueblos más pequeños quedaron prácticamente al margen de la pandemia durante en la primera ola, pero no ha sido así ahora. Desde el inicio de la desescalada tras el confinamiento domiciliario de marzo y abril, la cifra de localidades libres de covid-19 ha descendido un 78%, pues en mayo se contabilizaban 182.

La Vall de Gallinera, con 571 ciudadanos censados, es el municipio más poblado de los que quedan en ese listado. Guardamar de la Safor, por su parte, es el único que se sitúa en la costa.

Comarcas del interior como el Alto Mijares, el Comtat, el Alto Palancia o el Rincón de Ademuz son algunas de las que más se repiten entre las localidades sin casos ni fallecidos. Por el contrario, la Vega Baja, la Ribera, la Plana o l’Alacantí no tienen ninguno.

Los municipios de la Comunidad Valenciana libres de coronavirusson Aielo de Rugat, Almedíjar, Arañuel, Argelita, Benasau, Beniardá, Benifato, Benillup, Benimassot, Bolulla, Carrícola, Casas Altas, Castell de Cabres, Castielfabib, Confrides, el Castell de Guadalest, Espadilla, Facheca, Famorca, Fuente la Reina, Fuentes de Ayódar, Gátova, Guardamar de la Safor, Herbés, la Serratella, Ludiente, Palanques, Puebla de Arenoso, Puebla de San Miguel, Sacañet, Sarratella, Segart, Sempere, Terrateig, Tollos, Torralba del Pinar, Vall de Gallinera, Vallés, Vallibona y Zorita del Maestrazgo.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta