Cómo preparar un entrenamiento en Fútbol 8

La figura de los entrenadores es muy importante para los jugadores. Son los encargados de gestionar un grupo de jugadores que disfrutan de un deporte y que luchan por un objetivo. El trabajo de entrenador puede resultar fácil, pues al final los que juegan son los jugadores. Ser entrenador es ser el capitán de un barco, el que gestiona el equipo, el que hace los entrenamientos, en el que intenta inculcar una idea de juego, etc. Pero, además de eso, ser entrenador supone ser un maestro y un padre a la vez. Los niños van al colegio a aprender, al fútbol también.

A la hora de preparar un entrenamiento, un entrenador debe tener claro lo que quiere trabajar y el objetivo que busca de cada ejercicio.  Es muy importante disponer también de un material adecuado como el que puedes encontrar en web mundosilbato.es. En esta página se pueden obtener muchas ideas de accesorios y complementos para entrenamiento, como los conos y picas, barreras artificiales para faltas, petos para hacer equipos, mini-porterías, etc. De hecho es uno de los proveedores de material de entrenamiento líderes en España, por su trayectoria y años de experiencia.

Los entrenamientos en fútbol base suelen ser diferentes a los de fútbol 11. Se considera que el fútbol base es la época deportiva donde crece y donde empieza a aprender táctica y técnicamente un jugador. La formación en los niños es básica y los entrenadores son partícipes de ello.

Lo primero que debe tener claro un entrenador es que los niños tienen que divertirse y aprender. Las sesiones de entrenamiento deben ser divertidas y lúdicas para que los niños disfruten. Cuanto mejor se lo pasen más implicación pondrán en cada ejercicio. Prácticamente en todas las categorías de fútbol base el balón es fundamental en los entrenamientos. Los niños tienen que aprender una base para luego poder jugar de una manera más real. La seguridad es muy importante y para eso se realizan ejercicios de tecnificación.

Conforme van creciendo es importante que vayan aprendiendo aspectos tácticos del juego: qué es una cobertura, una permuta, un repliegue, una presión, sistemas de juego, etc. Poco a poco los niños van adaptando conceptos y los van plasmando en el terreno de juego. La comunicación con los padres es otro punto clave en el desarrollo de los niños. Hay que avisar a los padres que los hijos están en edad de formación y que su objetivo es pasárselo bien. Muchos de ellos perjudican a sus hijos y al equipo con comentarios desafortunados en una etapa de aprendizaje para ellos.

Ejemplo de un entrenamiento

En un entrenamiento se pueden trabajar muchos aspectos del juego. Encontramos hasta cuatro modalidades de entrenamientos diferentes: el físico, el técnico, el táctico y el cognitivo. En el ámbito físico se pueden trabajar aspectos como las habilidades motrices básicas con calentamientos aeróbicos, diferentes tipos de carreras y juegos de reacción (lineal, lateral, apoyos…) o ejercicios de velocidad con diferentes ritmos de carrera y resistencia. Es importante combinar estos ejercicios con balón.

En el ámbito técnico del entrenamiento el protagonista es el balón. Aquí se aumenta al máximo la práctica de la técnica individual para terminar con la colectiva. Se realizan circuitos de pases, conducción, recepción de balón, control orientado, etc. Muchos de estos circuitos terminan con una finalización al portero. Otra manera de tomar contacto con el balón son los rondos, donde se trabaja la circulación rápida del balón.

El ejercicio estrella es la posesión. Se separan equipos con el mismo o diferente número de jugadores (para trabajar la superioridad y la inferioridad) con el objetivo de mantener el máximo tiempo posible la pelota. Para acabar con la tecnificación, es bueno realizar jugadas combinadas con y sin oposición con finalización. Para terminar, partidos modificados con variantes para trabajar aspectos más concretos del partido.

En el ámbito táctico, los niños tienen que saber colocarse en el campo en distintas posiciones y situaciones del partido. Es importante que los niños sepan cual es la función de cada posición en el campo. Hay momentos del partido en el que tienes que ocupar posiciones o lugares del campo que no acostumbras a estar. Los niños deben tener claras algunas premisas defensivas y ofensivas del juego. En este ámbito es importante que los jugadores conozcan diferentes sistemas y estilos de juego.

El balón parado es el protagonista en la mayoría de los goles que se anotan en estas categorías. La diferencia de edades o de tamaño es determinante en estas edades. Se marcan muchos goles de córneres o de faltas y es importante trabajar las jugadas de ataque y de defensa.

Por último, y no menos importante, está el ámbito cognitivo. La disciplina y el comportamiento en los entrenamientos es necesario a estas edades. Es vital que haya un orden y una cohesión para el buen funcionamiento del grupo. También es importante que los niños sepan aspectos sobre el reglamento, sobre la deportividad, sobre el compañerismo, etc. La percepción de los niños se amplía a estas edades y son como esponjas.

A modo de resumen, la disciplina de los jugadores es vital para el buen funcionamiento de los entrenamientos. Los ejercicios deben ser simples y divertidos, pero con una evolución constante. Es importante ser claros y concisos en el mensaje que se da a los niños, si puede ser gráficamente mejor. El balón tiene que ser el protagonista y el fin tiene que ser la diversión y el aprendizaje.

lexus

Dejar respuesta

Por favor escribir tu comentario:
Please enter your name here