Disparidad entre los clubs y mucha incertidumbre: La FFCV pide acabar con los bulos

«Jugar en julio y agosto en el fútbol base y regional será muy complicado, por no decir que imposible. En estos momentos se especula mucho, hay muchas informaciones. Queda mucho por decidir y todavía más incertidumbre». Son palabras del director deportivo de un club importante de la provincia de Castellón ante la situación actual y los comunicados continuos de la Federación Valenciana de Fútbol, cuyo presidente participa este mediodía en una conferencia.

Desde un club de Segunda Regional, no se coincide al 100% con lo expresado anteriormente. «En el momento de poder reanudar la competición, debería continuarse en la jornada en la que las ligas quedaron suspendidas, es decir, mantener hasta el final el mismo orden. En Segunda Regional apenas quedan seis jornadas, es decir, en caso de poderse reiniciar la competición el 24 de mayo, la liga quedaría concluida el 28 de junio. Si se tiene que demorar más, ya sería cuestión de estudiar las fechas más allá del 30 de junio, pero esta temporada tiene que concluir», apuntan. Por ello, como se ha expresado inicialmente desde la Federación, este dirigente es partidario de concluir la actual temporada y modificar las competiciones la temporada siguiente. «No vería justo decretar ascensos y descensos sin tener en cuenta los resultados sobre el terreno de juego», declara.

De hecho, en la provincia de Castellón, hay un equipo que matemáticamente ya es equipo de Primera Regional Aficionados tras lograr ya el ascenso. Es el caso de la ACD Peñíscola que después de ganar en el campo la liga en el Grupo I Segunda Regional Aficionados es partidario de concluir la actual y confirmar el premio de un ascenso importante para el club.

Ante tanta información, este martes, desde la Junta Directiva de la FFCV se insiste en que no se compartan informaciones a través de redes sociales sobre la FFCV que no salgan de medios oficiales.

La Junta Directiva de la Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana ha decidido suspender de forma indefinida las competiciones autonómicas debido a la crisis del COVID-19. De esta manera se cumple un paso más burocrático para permitir al ente federativo decidir qué ocurre con las ligas de su competencia. No obstante, la reanudación de las ligas va a depender siempre de lo qué decidan las administraciones competentes en materia de salud -en especial, el Gobierno de España-. La propia Federación Valenciana reconoce que no hay una medida adoptada sobre el devenir de las competiciones hasta que se anuncien nuevos plazos sobre el Estado de Alarma y, además, no decidirá algo antes de comunicarse los mismos. El objetivo es decidir sobre lo qué resta de temporada una vez que se conozcan las nuevas decisiones del Gobierno sin que, incluso, haya un plazo máximo estipulado a nivel interno para reanudar las competiciones.

Si bien anteriormente desde CASTELLON BASE os informábamos que este miércoles el Presidente de la RFEF, Luis Rubiales, comparecería ante los medios de comunicación, después de tener una reunión telemática con todos los presidentes territoriales para presentar un paquete de medidas para el fútbol español.

Esta decisión, que viene a reforzar la ya tomada el viernes pasado por la FFCV, está en la línea de las directrices de la Real Federación Española de Fútbol.

La FFCV enviará un documento oficial a los clubes de la Comunitat en el que se comunica esta decisión.

La Junta Directiva se ha reunido mediante una videoconferencia múltiple, ya que todos los directivos se encontraban en sus respectivas casas cumpliendo con la cuarentena.

Desde la Junta Directiva de la FFCV, se quiere animar a todo el mundo del fútbol de la Comunitat Valenciana y a toda la sociedad a quedarse en casa en estos días tan complicados.

 

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta