El CD Moreres crece en equipos con un nuevo Prebenjamín y estreno en Cadete

La pasada temporada el CD Moreres pasó a formar parte de la red de clubs colaboradores de Castellón Base. El buen trabajo de sus técnicos unido a la promoción del club conllevará un crecimiento en equipos y jugadores la próxima temporada. Hemos tenido la oportunidad de conversar con César Ballester, coordinador deportivo del club.

Pregunta-¿Qué balance hace de la temporada concluida? Año fundación del club y responsables actuales en la parcela de gestión del fútbol base.

El balance final es positivo. Los equipos han rendido a un nivel alto, además teniendo una participación de menos a más, lo cual dice mucho del compromiso y buen hacer de entrenadores y jugadores.

El C.D. Moreres se fundó en 1996, aunque hasta el año 2015 compitió principalmente en ligas escolares con equipos de fútbol sala, principalmente. Desde la temporada 2015/2016, el Club está apostando por el fútbol base federado de la mano de Antonio Ortolá, presidente, y César Ballester, coordinador deportivo y entrenador.

P-¿En qué «estado de salud» se encuentra su club?

Sinceramente, creo que estamos en el mejor momento de la historia del Club, ya que esta próxima temporada tendremos entre 6 y 7 equipos, algo que no se ha visto con anterioridad. A pesar de ello, estoy seguro de que lo mejor está por venir y temporada tras temporada vamos a ir creciendo poco a poco.

P-¿Y cuál es el «estado de salud»  del fútbol base provincial? ¿Qué valoración hace de los cambios en Fútbol 8 en la temporada acabada y qué espera para la nueva temporada?

Me parece que en general hay un gran nivel en la provincia de Castellón. Los equipos cada vez están mejor preparados, con entrenadores más cualificados y con métodos de enseñanza adecuados a lo que existe actualmente.

Respecto a las ligas de fútbol 8, es importante que se vayan haciendo cambios con el fin de conseguir una mayor igualdad entre los equipos. Al principio de la pasada temporada, ya se establecieron los tres tipos de edades (primer año, segundo año y mixto) en cada categoría. Para esta próxima, la eliminación de la categoría mixta creo que es positiva, ya que fomentará una mayor competitividad y además, será más sencillo controlar las posibles irregularidades.

P-¿Cuántos equipos tendrá el club la próxima temporada en Fútbol 8 y Fútbol 11? ¿Más o menos que la temporada concluida? ¿Y jugadores? Por favor, comparad número de equipos con las dos últimas temporadas y especificad según categorías.

A falta de confirmar, tenemos previsto que el C.D. Moreres cuente con 7 equipos la próxima temporada, de los cuales cuatro serían de fútbol 8, dos de fútbol 11 y uno de fútbol sala, lo que supondría tres más que la temporada concluida. Es un paso importante de cara al futuro el contar con una buena base en los equipos más jóvenes, con el fin de tener equipos más competitivos y con un gran número de jugadores en categorías de fútbol 11 en los próximos años.

Haciendo comparativa respecto a las dos últimas temporadas, el Club va a pasar de contar con 3 equipos y 35 jugadores en el curso 2015/2016 y 4 equipos y 55 jugadores en el 2016/2017, a 7 equipos y entre 90 y 100 jugadores en la próxima temporada, lo que supone un gran cambio y un importante paso adelante.

Especificando por categorías, el Club espera contar con 12 jugadores en categoría prebenjamín, 14 en categoría benjamín, 24 en categoría alevín, 18 en categoría infantil, 16 en categoría cadete y 12 en categoría juvenil sala.

P-¿Qué objetivos deportivos se marcan?

Bueno, en fútbol 8 tenemos el objetivo de seguir adaptándonos a las respectivas categorías y de seguir formando a los chavales. Va a ser la primera vez que compitamos en categoría prebenjamín, la segunda en benjamín y la tercera en alevín, por lo que existe diferencia con la mayoría de clubes de la provincia.

Respecto a fútbol 11, bastante parecido. El infantil de fútbol 11 competirá por segunda vez en 2ª regional y el objetivo es claro, mejorar la 10ª posición de la pasada temporada y seguir creciendo en todos los aspectos, ya que principalmente en estas categorías sí que podemos notar la diferencia con otros clubes. El equipo cadete competirá por primera vez en fútbol 11, en 2ª regional. Tenemos un aspecto a nuestro favor, y es que la mayoría de los jugadores suben de categoría junto a los entrenadores, por lo que existe una buena conexión entre ellos, aunque no será nada fácil.

Por último, tenemos al equipo juvenil de fútbol sala. Contamos con un grupo de jugadores que suben de la pasada temporada y otros que ya han jugado con anterioridad en los equipos de fútbol sala del Club. La idea de este equipo es la de formar una base para en próximos años tener un equipo juvenil de fútbol 11. Además, el afecto que les une al Club y a sus responsables tras años de compañerismo facilitará que en el futuro sean buenos entrenadores.

P-¿Qué exigen a sus entrenadores (formación) para poder formar parte del staff técnico de su club?

Aquí está precisamente lo que claramente nos identifica y nos diferencia de los demás Clubes. La exigencia fundamental es que los entrenadores eduquen a los chicos, es decir, que además de la experiencia que hayan obtenido en el mundo del deporte -lo cual se les supone-, sean verdaderos formadores, auténticos ejemplos a imitar, por sus valores personales que enseguida captan tanto los chicos como los padres. Por eso les exigimos que usen su autoridad a la vez que todo el afecto y comprensión para los chicos, trabajo, puntualidad, optimismo, disciplina, orden…, y sobre todo que informen a los padres de cualquier incidencia que redunde en una mejor formación del chico. Los padres, que son los que realmente entendemos que están interesados en la práctica del deporte por sus hijos, agradecen esta labor y se produce una conexión muy directa entre éstos y los entrenadores.

 

P-¿Qué personas asumirán las labores de coordinación deportiva tanto en Fútbol 8 como en Fútbol 11?

 

Principalmente, será César Ballester, que asumirá su cuarta temporada en el Club. Ya desde la pasada temporada es el encargado de coordinar todo lo referente al aspecto deportivo, siempre contando con la ayuda del presidente y demás entrenadores. La suma de todos es importante.

  

P-¿Qué medidas concretas propondrían para erradicar los comportamientos violentos tanto en las gradas como en los terrenos de juego en el fútbol formativo?

 

Es un tema complejo, a la vez que importante. Por suerte, en nuestro Club no hemos tenido ningún problema esta temporada. Creo que es importante educar a los chavales, pero también a los padres. Sinceramente, una primera medida sería la de fomentar el juego limpio y los valores humanos y deportivos a principio de temporada, dejando claro que este Club no tolera estos comportamientos. Esto es algo que nosotros fomentamos y que es incluso más importante que el plano deportivo.

 

El curso pasado fue algo positivo ver cómo el árbitro, en algún partido y tras los incidentes que hubo en una semana, paró él mismo el partido hasta que los espectadores dejaran de insultar o abuchear, todo ello con la amenaza de suspenderlo definitivamente. Esa exigencia es muy positiva. A veces el árbitro parece la diana de todas las iras.

 

Tal vez una segunda medida sería la de organizar charlas para padres a través de los órganos encargados de ello (Federación, Patronat d’Esports…), con el fin de concienciar y dar a conocer realmente los problemas que pueden ocasionar estas actitudes.

 

Por último, como medida extrema y en caso de ser constante en sus comportamientos, creo sinceramente que apartar a estas personas de este entorno sería lo más adecuado, aunque el niño se viera afectado sin tener culpa alguna.

 

P-¿Qué es lo mejor del «mundo del fútbol base organizado en la provincia de Castellón» y lo peor? ¿Qué proponen para que los clubs, como entidades formativas y atención directa con niños y jóvenes, tengan un mayor reconocimiento social? (ayudas públicas, subvenciones, ayudas fiscales).

 

En cuanto a lo mejor, sin duda, la organización en sí misma. Ha ganado mucho en orden y seriedad con la informatización de las competiciones. También la exigencia en la vestimenta y demás material reglamentario.

 

Por el contrario, me parece que hay mucho que mejorar todavía en la exigencia de buenas maneras en el comportamiento de los jugadores y espectadores.

 

Otra cuestión a mejorar claramente son los vestuarios de algunos campos. A veces da miedo entrar en ellos por la falta de cuidado. Otras, son poco púdicos.

 

Un aspecto un tanto absurdo es la cualificación personal de entrenadores y personal técnico. Me refiero a que por un lado se les exige titulaciones innecesarias las más de las veces, y por otra parte para tener esos títulos deben pasar por costosos cursos para los que no tienen ayudas económicas.

 

Por otro lado, creo que carece de sentido el que una persona con licencia de jugador en un club no pueda tener licencia de entrenador o delegado en otro club.

 

Desde luego hay más aspectos en los que la mejora debe producirse: mayor patrocinio, más subvenciones públicas…, pero tampoco se le puede pedir peras al olmo.

 

lexus