El Villarreal CF Alevín A, subcampeón de la Copa Tormes

lexus

La tercera edición de la Copa Tormes de Santa Marta disputada en el estadio Alfonso San Casto de Santa Marta concluyó con el Alevín A del Villarreal CF finalista tras perder el último encuentro ante el Celta de Vigo.  Un torneo organizado por la UDSanta Marta con la ayuda del Ayuntamiento tormesino y la Diputación de Salamanca junto a varias casas comerciales que ha contado con una gran afluencia de público. El Villarreal CF fue campeón en la edición anterior.

El gran campeón del torneo en el que han participado un total de 16 equipos de categoría sub-12 (alevines)entre ellos los charros UDSanta Marta, Hergar, Unionistas y Salamanca CF UDS, junto a Atlético de Madrid, Parquesol, Deportivo de la Coruña, Oporto, Rayo Vallecano, Real Valladolid, Celta de Vigo, Getafe, Villarreal, Muret Toulouse y Racing de Santander, fue conquistada por el Celta de Vigo, que se impuso en la gran final al Villarreal por un resultado de 3-1 en el marcador.

Los vigueses habían llegado a la final tras derrotar en semifinales al Oporto en los penaltis, mientras que el Villarreal eliminó por 2-1 al Atlético de Madrid.

 

Un misil de un jugador gallego que se coló por la escuadra de la portería del Villarreal decidió la III Copa Tormes, una edición muy igualada y que ha contado con un excelente apoyo del público

El Celta de Vigo se ha proclamado por primera vez campeón de la Copa Tormes, superando en la final al mejor equipo del pasado año, el Villarreal. Ambos conjuntos han demostrado sobre el césped del San Casto ser los más fuertes de la competición, no en vano la victoria final se ha decidido por detalles.

Eliminan al Rayo Vallecano y al Atlético de Madrid en la Fase Final

La jornada sabatina comenzó a las 10 poniendo el punto y seguido a una fase de grupos que comenzó a disputarse este viernes. Doce encuentros celebraron en la mañana de este sábado para determinar cuáles serían los equipos clasificados para cuartos de final.

Celta y Oporto caminaron con paso firme hacia la fase final, al Atlético de Madrid le costó deshacerse del Deportivo de la Coruña, al que venció por la mínima, y los equipos salmantinos, Santa Marta, Salamanca UDS, Unionistas y Hergar quedaron apeados de la competición, al igual que el otro club internacional, el Muret Toulouse, y el Parquesol. La igualdad fue tal que en el grupo C hubo que sacar la calculadora para determinar el segundo clasificado, honor que recayó en el Oporto por golaveraje.

Tras reponer fuerzas llegó la hora de la verdad. El todo o nada. Ganar, o ver las semifinales desde la grada. Atlético de Madrid y Villarreal hicieron valer su condición de favoritos para vencer al Getafe y Rayo Vallecano por 0-4 y 0-2, respectivamente. En el otro lado del cuadro, el Oporto se impuso por 4-2 al Racing de Santander, mientras que Celta y Deportivo firmaron tablas en el tiempo reglamentario en un intenso derbi gallego. El mayor acierto celeste desde el punto de penalti le dio el billete para la semifinal.

El Atlético de Madrid comenzó muy fuerte la eliminatoria y abrió el marcador frente a un Villarreal que nunca bajó los brazos. Dos tantos amarillos le dieron la vuelta a un encuentro marcado por el cerrojo que colocaron los guardametas en sus respectivas porterías. En la otra semifinal, los goles llegaron en la segunda mitad, hasta finalizar los 40 minutos con el resultado de empate a uno. De nuevo la lotería de los penaltis fue el juez. Y de nuevo el Celta fue más efectivo.

Y llegó la hora. La gran final. El aspirante frente al actual campeón. Y fue precisamente el Villarreal el que golpeó primero al perforar la portería gallega. Sin embargo, acto seguido, empararon los celtiñas. Apenas se habían jugado cuatro minutos de juego y ya habían subido dos goles al marcador. Los celestes volvieron a golpear antes del descanso con un auténtico golazo. Un disparo lejano que limpió las telarañas del marco castellonense y dejó tocados a los jugadores amarillos. En la segunda parte dominó el Celta, aunque el Villarreal lo intentó hasta el final a balón parado y con transiciones rápidas. Con el pitido final del colegiado estalló la alegría gallega, los gritos y las celebraciones de unos jugadores celestes que se habían ganado el derecho a levantar la III Copa Tormes.

lexus

No hay comentarios