Fuiste, sos y serás ETERNO

Se fue PELUSA… Para nosotros, un Dios al que creíamos inmortal. Vos tampoco nos ayudabas, ya que con tus mágicas gambetas esquivabas ese final.

Difícil creer que sea verdad, de alguna manera todos creímos que ese día nunca llegaría, estábamos tan convencidos de que ibas a poder gambetear cada jugada que la vida pudiera presentarte, que al final, cuando realmente dijiste basta, nadie estaba preparado.

En tu última entrevista, te preguntaste si la gente te seguía queriendo. Diego, el mundo entero te llora, se acabaron los reproches, nadie te juzga, simplemente entendimos que Dios ya no está entre los mortales.

Dejaste un legado eterno entre nosotros, los recuerdos de toda una infancia, los argentinos crecimos viéndote como a un artista que tenía múltiples facetas, todas de ellas extremas, cada una nos enseñaba algo diferente, y eso nos hizo amarte y juzgarte como a ningún otro…

Defendiste los colores como ninguno, nos diste piezas de arte como “La Mano de Dios”, nos permitiste recuperar quizá una pizca del dolor que habíamos atravesado en la Guerra de las Malvinas, en donde de cierta manera le robaste a un ladrón, y la segunda, “El Gol del Siglo”, el mejor gol de todos los mundiales, nunca mejor relatado por Víctor Hugo Morales, y su Barrilete Cósmico.

Entre tantas cosas, fuiste un tipo que nunca se olvidó de sus orígenes, siempre del lado del más débil, siempre en contra del poder, siempre fiel a tus ideales, aun cometiendo errores, si claro, pero quien no los comente.

Además de ser único, trascendiste todo lo conocido, no debe existir un sólo argentino que en algún lado del mundo no le hayan dicho, “¿Argentina?…. MARADONA” ,en definitiva, sos la Argentina en su máxima expresión, quizá el Argentino más Argentino de todos.

“No te juzgo por lo que hiciste con tu vida, te AMO por lo que hiciste con la nuestra”.

Nos quedamos con esa frase tan simple y tan concluyente, lo que nos diste es invaluable, y te convirtió en leyenda.

Con tu ida DIEGO, dejaste de ser patrimonio argentino y Napolitano, el 25 de noviembre de 2020, pasaste a ser patrimonio de toda la humanidad.

Simplemente GRACIAS. Hoy y para siempre vivirás en nuestro corazón, y en el de todos. Barrilete Cósmico, podes descansar tranquilo.

Fuiste, sos y serás ETERNO. El fútbol ya no será lo mismo sin vos. ¡¡¡Gracias D10S!!

Artículo de Nacho Dutto y Darío Veronese

Jugadores de San Antonio de Benagéber CF y entrenador de CF Cracks

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta