La Generalitat incide en la permanente vigilancia de menores y acompañamiento de mayores en el mar

El conseller de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Marciano Gómez, ha destacado durante la presentación de la nueva campaña de concienciación para prevenir ahogamientos “la importancia de vigilar siempre a los menores cuando se están bañando, y en el caso de los adultos, bañarse siempre en compañía para que en caso de accidente se pueda actuar y avisar con rapidez a los servicios de emergencias. Estas son las claves fundamentales para evitar posibles ahogamientos en zonas de baño”.

De hecho, Marciano Gómez ha explicado que esos “son los principales mensajes en los que incide la primera campaña de concienciación que pone en marcha la Generalitat para prevenir y evitar ahogamientos. El objetivo de la Conselleria de Sanidad es que la población tome conciencia de la necesidad de establecer las medidas preventivas oportunas a la hora de bañarse, tanto en playas, piscinas como en cualquier zona de baño”.

El conseller ha elogiado la labor que desempeñan los profesionales del Servicio de Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana y ha destacado que solo en los dos últimos meses “han salvado a 21 bañistas que presentaban síntomas de ahogamiento en zonas de baño de la Comunitat Valenciana”. Asimismo, respecto a la actuación ciudadana en caso de incidente, ha destacado “la importancia de iniciar el masaje cardíaco hasta la llegada de los servicios sanitarios ya que es fundamental para la supervivencia”.

STOP AL FOC

Durante mayo y junio, el Servicio de Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana ha atendido a 38 personas por ahogamiento o síntomas de ahogamiento. De ellas, 21 fueron estabilizadas por los profesionales de emergencias y trasladadas a hospitales.

Por provincias, han sido atendidos 17 bañistas en Alicante, 11 en Castellón y 10 en Valencia. Asimismo, por edad, 8 bañistas eran menores y 30 adultos, la mayoría de ellos mayores de 60 años. En cuanto al sexo, es más común que se produzca en los hombres. De hecho, de los 38 casos, 29 eran hombres frente a 9 mujeres. La mayoría de los accidentes acuáticos se han producido en el mar, 30 ocasiones, 7 en piscina y el restante en un lago.

Para la asistencia de los 38 bañistas, el CICU movilizó unidades del SAMU (Servicio de Ayuda Médica Urgente) en el 81% de los casos y unidades SVB (Soporte Vital Básico) en el 19% restante.

Marciano Gómez ha insistido en la importancia de la prevención, “porque son accidentes que se pueden evitar si estamos pendientes y vigilantes durante esos momentos de ocio durante el baño”. De hecho, en el caso de los menores, la mayoría de los accidentes se producen en las piscinas particulares y durante la sobremesa, y en el caso de los adultos, la mayoría son en el mar y por el baño en solitario.

Durante el acto de presentación de la campaña, que ha tenido lugar en el aula de simulación del SESCV, los profesionales sanitarios de emergencias han realizado un simulacro sobre la atención que se realiza ante un aviso por ahogamiento, desde el momento en que entra la llamada hasta que los servicios de emergencias se trasladan al lugar para atender a la persona accidentada.

40 segundos son suficientes

A través de esta campaña, la Conselleria de Sanidad traslada a los ciudadanos una serie de consejos prácticos que se deben tener en cuenta a la hora de bañarse. Bajo los lemas ‘No hay baño seguro sin compañía’ y ‘No hay baño seguro sin vigilancia’, Sanidad recuerda que un descuido lo cambia todo, y que 40 segundos son suficientes para que se produzca un ahogamiento.

Por ello, en el caso de los menores es importante que una persona adulta esté siempre pendiente mientras se están bañando. Hay que tener en cuenta que el ahogamiento es la segunda causa de muerte accidental en la población infantil, y el colectivo con más riesgo de sufrir accidentes acuáticos es el de menores de 4 años. En este sentido, la mejor prevención es la vigilancia dentro y fuera del agua, incluso en las piscinas en las que hay socorristas.

Por otra parte, la campaña recuerda la importancia de evitar conductas de riesgo por parte de la población infantil y adolescente, como son los saltos desde rocas u otras alturas, juegos para aguantar la respiración o evitar bañarse nada más terminar de comer, entre otros.

40 cm de profundidad

Asimismo, la campaña recuerda a la población adulta que es importante bañarse siempre en compañía, ya que si se produce un incidente alguien puede socorrer o avisar al 112 si es necesario. Además, se debe tener en cuenta que tras un simple mareo es suficiente para ahogarse en tan solo 40 centímetros de profundidad.

Por otro lado, entre las recomendaciones básicas que los y las bañistas han de seguir cuando estén en piscinas, playas u otros espacios naturales, cabe destacar la elección de lugares seguros para el baño, que cuenten con servicios de socorrismo y seguir las indicaciones que se efectúen en cada momento.

Respetar el significado de las banderas en la playa, no alejarse de la orilla en espacios naturales, tener precaución con el uso de colchonetas y flotadores para evitar el arrastre de las corrientes, son otros de los consejos imprescindibles para un baño seguro.

Cabe señalar que cualquier persona puede acceder a la web del SESCV y consultar todos los consejos para evitar ahogamientos y los pasos de cómo actuar si se presencia un incidente acuático. En este sentido, lo primero que hay que hacer es alertar al servicio de socorrismo, si lo hubiera, y llamar al 112 para que desde el CICU se movilicen los recursos y desde allí un médico coordinador pueda contactar con el alertante para saber el estado del bañista y, en caso necesario, dar indicaciones para realizar la reanimación cardiopulmonar básica si se desconoce la técnica.

Estos son algunas de las recomendaciones que traslada Sanidad a través de esta campaña, que se va a difundir durante este verano en las redes sociales, medios de comunicación, así como en Metro y TRAM. Asimismo, los departamentos de salud van a distribuir cartelería y folletos en los centros sanitarios. Además, todos los materiales están disponibles en la página web de la Conselleria de Sanidad.