Las instalaciones deportivas de Vila-real, listas para los usuarios del SME

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha visitado las instalaciones deportivas municipales que ya acogen entrenamientos de clubes locales desde la primera semana de septiembre, siguiendo con el proceso de desescalada del Servei Municipal d’Esports (SME), que cuenta con protocolos de prevención por la COVID-19 avalados por la Cátedra del Deporte de la Universidad Politécnica de Valencia.

El alcalde, acompañado por el concejal de Deportes, Javier Serralvo, ha supervisado el funcionamiento de dichos protocolos durante un entrenamiento del club de fútbol Esportiu Vila-real en la Ciudad Deportiva Municipal y durante una sesión del club de baloncesto femenino Vila-real Básquet Club en las instalaciones del pabellón Bancaja. Benlloch ha asegurado que «estamos en un momento muy complicado y la seguridad absoluta es muy difícil pero, por nuestra parte, a través del SME, hemos trabajado todo el verano para reabrir las instalaciones deportivas con más máximas garantías y seguridad posibles; ya hemos comenzado con los entrenamientos de los clubes y a partir del 1 de octubre estará todo abierto para dar servicio a socios y usuarios del SME con las actividades de la Guía Deportiva de esta temporada».

El alcalde ha reafirmado la apuesta de Vila-real por la marca de Ciudad de la Salud y el Deporte, con cerca de 75.000 metros cuadrados de instalaciones deportivas, el triple que hace nueve años. «Para nosotros el deporte es salud y también economía, por lo que necesitábamos reactivar de nuevo la maquinaria, pero eso sí, con responsabilidad y prudencia», ha señalado, al tiempo que ha agradecido la colaboración de los 69 clubes de la localidad. «Somos conscientes de que en estos momentos hay muchas restricciones en tema de aforos o presencia de madres y padres en los entrenamientos, por ejemplo, pero hemos querido ser prudentes y poco a poco, si todo va bien, iremos permitiendo más cosas», ha afirmado.

El primer edil también ha subrayado el esfuerzo económico extraordinario que supone para el Ayuntamiento mantener el 100% de la oferta deportiva para esta nueva temporada aplicando todos los protocolos de prevención por la pandemia y con dos nuevas instalaciones, el pabellón Joan Baptista Llorens y la piscina de Aiguasalut, por lo que ha animado a hacerse socio del SME. «Son 136 euros al año que dan acceso a una completa oferta deportiva y es fundamental mantener el respaldo de los socios para que cuando todo esto pase podamos seguir siendo líderes como ciudad del deporte y podamos seguir teniendo unas instalaciones deportivas en perfectas condiciones».

Por su parte, Javier Serralvo ha explicado que desde el mes de mayo se ha trabajado en el protocolo para la reapertura de instalaciones deportivas, de la mano de la Cátedra del Deporte de la Universidad Politécnica de Valencia. Entre las medidas destaca la separación de zonas de entrada y salida, toma de temperatura y desinfección de manos a la hora de acceder al recinto, prohibición de usar los vestuarios, obligación de utilizar la mascarilla hasta el momento de comenzar la actividad, mantenimiento de las distancias de seguridad, y un importante refuerzo de limpieza y desinfección; unas medidas que han supuesto un coste de 150.000 euros, según Serralvo. Además, el edil ha apuntado que los clubes han adoptado también sus propias medidas como la desinfección del material antes y después de cada entrenamiento.

Durante la visita, el alcalde y el concejal han podido comprobar estos protocolos junto a Guillermo Prats, director técnico de la escuela de básquet del Vila-real Básquet Club, y Santi Barrachina, presidente del Esportiu Vila-real. Ambos han señalado el buen funcionamiento de todas las medidas de prevención adoptadas desde el SME y que han permitido a los clubes retomar sus entrenamientos en este mes de septiembre.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta