Nuestra propuesta práctica y sencilla de la Superliga en la provincia de Castellón

Benicarló BF, CD Onda, CD Castellón, CD Roda y Villarreal CF (con sus líneas sociales), Burriana FB, CD Salesianos Burriana, CF Jubelama, Primer Toque CF, San Pedro CF, entre otros .La provincia de Castellón, perfectamente, puede soportar una liga de las escuelas más competitivas, de norte a sur, tan sólo respetando unos principios de organización fáciles de cumplir al tener estructuras consolidadas.

¿Qué evitamos? Pues las llamadas de clubs que solicitan no estar en los grupos «fuertes» o la inclusión en grupos que les exigen desplazamientos de más de 60 kilómetros.

¿Cómo se organiza una SuperLiga?

En primer lugar, sólo pueden competir las Escuelas /clubs que cuenten con un equipo, al menos, en las categorías Alevín segundo año, Alevín primer año, Benjamín segundo año y Benjamín primer año. Quien no tenga equipos en esas cuatro categorías no puede estar en la Superliga que reproduce la composición en los citados grupos. Las categorías Prebenjamín segundo y primer año se organizarían conforme ha propuesto de manera acertada la Delegación de Castellón de la Federación en esta temporada.

A la Superliga sólo puede accederse por méritos deportivos siempre que se cumpla lo anterior. Por ejemplo, en una temporada, bajan los tres últimos de la Superliga a los grupos A-1 (Norte provincia), A-2 (centro) y A-3 (sur) mientras ascienden los tres campeones. Será la categoría Alevín segundo año la que determine ascensos y descensos.

Al finalizar la liga tenemos 16 clubs que componen la Superliga cerradas las clasificaciones tanto en este grupo como en las categorías inferiores. Antes del 30 de junio deben aceptar estar en sus cuatro ligas de las cuatro categorías referidas de Fútbol 8. Desde esa fecha los clubs apuntan al resto de equipos y de acuerdo con el número total se configuran los grupos norte, centro y sur con un mínimo de 16 equipos. Es decir, la Federación, excluidos los 16 de la Superliga, agrupará el resto de equipos en estas tres ligas y si fuera necesario cuatro si hay un mínimo de 16 equipos.

Supongamos que la UE Vinaròs queda campeón del grupo A-1 Alevín segundo año. Antes del 30 de junio deberá mostrar su conformidad para que sus equipos estén en las cuatro superligas siempre que tenga representación en las mismas. En caso de renuncia, el antepenúltimo tendrá derecho a permanecer si quiere.

¿Qué conseguimos? Organizar mejor los grupos y no dejar a la improvisación de su composición a menos de quince días para iniciar la competición. No estamos hablando de una liga cerrada sino de una estructura competitiva en la que la formación y la igualdad en los partidos van en beneficio de los propios jugadores y el fútbol provincial.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta