Orpesa da una lección sobre cómo organizar un Torneo en pleno Covid-19

Iba a ser Onda pero circunstancias extradeportivas motivaron la suspensión del Torneo Sant Miquel la pasada semana. Ha sido Orpesa, con motivo del Día de la Comunitat, el municipio de la provincia de Castellón que ha celebrado su primer Torneo de Fútbol 8 en pleno Covid-19 cumpliendo la normativa vigente de prevención.
Paco Doménech, coordinador deportivo del club, nos recuerda cómo surge la iniciativa: «En pleno mes de agosto, en una de las muchas reuniones que hicimos para ir preparando la pretemporada y temporada, la presidenta Mabel Moliner junto a sus directivos, me propuso la idea de planificar un torneo para el 9 de octubre, siempre que fuera factible, se cumplieran las normas de seguridad y protocolo».
El club se puso manos a la obra para buscar equipos participantes. A cada equipo se les facilitó las normas del torneo, tanto deportivas como de comportamiento. «Lo de la mañana era un poco más complicado al coincidir 8 equipos en las instalaciones al mismo tiempo, 4 equipos prebenjamín y 4 benjamín, por la tarde fue mas fácil, solo eran 4 equipos alevines los que coincidían. Al disponer solamente de 4 vestuarios, decidimos acotar una zona de las instalaciones con carpas y sombrillas, separadas con vallas, para que cada equipo (con su zona debidamente señalizada) dispusiera de su zona para dejar mochilas y descansar entre partidos, esta zona estaba debidamente vigilada, por un miembro de la organización para que solo pudieran acceder los jugadores y cuerpo técnico».
Con más de una semana de antelación, el Orpesa CF les remitió, aparte de las normas, protocolo y demás, una hoja que tenía que rellenar cada equipo que venía al torneo con los datos (nombre completo, n°dni, teléfono) de los acompañantes, «sólo admitíamos 25 acompañantes por equipo», de este modo al llegar solamente tenían que decir el nombre comprobando que estaban en la lista, gel en las manos, toma de temperatura, evidentemente con mascarilla y ya podían acceder pasando el control de cuatro personas de la organización en la puerta.
La puerta de entrada no coincidía con la de salida, eran puertas diferentes para no coincidir, en la puerta de salida también había 1 ó 2 personas (según el momento) de la organización, había 3 personas más de la organización en la mesa central, 2 (uno para cada campo) controlando cada partido y un tercero encargado de la música (amenizaban entre partidos) y la megafonía, tanto para anunciar partidos como para recordar las normas de seguridad. Incluso a la hora de la entrega de trofeos los equipos se situaron guardando la distancia de seguridad, con sus mascarillas puestas y sólo iban 2 componentes del equipo a recoger las medallas o trofeo, el resto se quedaba en su sitio.
«Muy contentos y satisfechos de como salió todo y del comportamiento de toda la gente que pudo disfrutar por la mañana y por la tarde del torneo 9 de Octubre de Oropesa», declara Paco Doménech.
lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta