Pablo Hernández, de albinegro

Pablo Hernández de albinegro otra vez pero no la primera. En un Cadete de finales del siglo XX que marcó una época dorada en la cantera albinegra. Gracias a Alberto Casinos (portero en la foto) tenemos ya la formación: Pere Soler de mister, Victor González, Juanlu, Javi Troncho, Óscar Basilio , Vicent Garcia y el citado Casinos.
Abajo: Ramón Vinuesa ,Jorge Corrales,Pablo Hernández , Jesus Pérez y Diego.
Un equipazo este Cadete del CD Castellón, tercero en liga y semifinalista de la Copa de España.

Oscar y Pablo (capitán) iban a la par, ambos se fueron al Valencia CF hasta que los cedieron al equipo de División de Honor del Castellón. Óscar se quedó y Pablo se fue otra vez al Valencia para lugar jugar en Onda, Cádiz y Getafe para triunfar más tarde en el Valencia CF y ser internacional. Posteriormente ya desarrolló su carrera profesional en la Premier y Asia.

En septiembre de 2014 la prensa local se hacía eco del dinero extra que suponía para el CD Castellón la venta por parte del Swansea al Al Arabi. El periódico apuntaba que la cifra de la operación no había trascendido, por lo que el Castellón trataba de averiguarla a través de la FIFA para solicitar la parte correspondiente, que rondaría el 1,5% del total, como ya sucedió cuando Pablo dejó el Valencia para enrolarse en el conjunto de la Premier League.

En 2012 el conjunto galés pagó 5,5 millones de libras (unos siete millones de euros al cambio) al Valencia. Los che, en virtud del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA, estaba obligado a repartir el 5% de lo percibido entre todos aquellos clubs en los que militase el futbolista en cuestión entre los 12 y los 23 años.

El Castellón recibió, en esta operación, 120.000 euros. El Swansea pagó en dos plazos (en torno al 50% en cada uno de ellos), el primero en la temporada 12/13 y el segundo, ya bien avanzada la campaña pasada.

Según manejó el Castellón de forma extraoficial, esta vez el Al Arabi de Catar, en el que el internacional español ya ha debutado marcando de falta incluso, habría desembolsado una cantidad cercana a los dos millones de euros. De ser así, el pellizco rondaba los 35.000 euros. No estaba nada mal.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta