Primer Toque CF: La perfección en la etapa infantil

Satisfacción en Primer Toque CF tras lograr la permanencia de su Infantil A en Autonómica, categoría en la que competirá por tercera temporada consecutiva. Una última jornada emocionante en la que no podía fallar. Conversamos con Valero Fraile, director del club, y Luis Cubedo, técnico del equipo, sobre este logro y repercusiones que tendrá en su estructura pues no sólo se ha logrado la permanencia en Autonómica sino que el B ha subido a Preferente y el club tendrá otros dos equipos en Primera.

P- Valero, ¿Qué supone para PT la permanencia en Liga Autonómica y el ascenso del B a Preferente así como hasta tres equipos en Primera?

R-Supone un paso adelante más en el crecimiento del club a nivel deportivo, y la consecuencia a un fantástico trabajo realizado por el área deportiva en los últimos años; desde las personas que se dedican a la dirección y coordinación, hasta los técnicos y los propios jugadores.

Esto nos va a permitir estar en una situación de privilegio, vamos a poder ofrecer a nuestros jugadores, tanto los que ya están en el club como los que se incorporen, no sólo la posibilidad de estar en su nivel, sino de tener la opción de evolucionar ya que dispondremos de equipos en las 4 categorías infantiles, desde 2ª regional hasta Autonómica.

academia Dani Parejo

P-¿Cuál ha sido la clave para haber afrontado con éxito el último tramo de la temporada?

Entendiendo esta pregunta en referencia al Infantil A, lo cierto es que desde el primer día de la pretemporada afrontamos el reto con la mayor humildad y sabiendo que iba a ser complicado hasta el final.
La clave ha estado en el cuerpo técnico, que ha sido capaz de, con una plantilla bastante corta, tener a la gente muy enchufada hasta el final, creyendo en lo que hacían y superando con mucha madurez y paciencia los malos momentos y golpes durante la temporada.
Las ligas son muy largas y hay que saber aprovechar los buenos momentos y no hundirse ni quedarse tocado en los malos. Esa mentalidad e insisto, madurez que creemos que se ha transmitido desde el cuerpo técnico a los jugadores, ha sido clave para conseguir los últimos 9 puntos en juego y salvar la categoría.


 P-¿Teneis ahora mismo la mejor estructura de F11 Infantil de la CV?

No sabemos las estructuras de todos los clubes pero sí está claro que estaremos entre las mejores, como mucho se puede tener algún equipo más en primera, pero en estos momentos, con un equipo en Autonómica, otro en preferente, 2 en primera y uno en segunda, tenemos la estructura perfecta y la tenemos que aprovechar.


P-¿Qué consecuencia directa tiene para el club tener tantas plazas de jugadores en categorías top?

Nos permite ofrecer a los jugadores que ya están en el club el mejor lugar para su nivel y evolución personal, y también la posibilidad de captar talento, tan importante para competir en estos máximos niveles autonómicos.

Vamos a ser el único club de la provincia, si sacamos de la ecuación a los 2 equipos de la estructura profesional del Villarreal, que son el propio Villarreal y el Roda. Eso nos tiene que servir para contar con los mejores jugadores provinciales de la edad.


 P-¿Esta es la base para dentro de un par de temporadas consolidar lo mismo en Cadete para un futuro Juvenil en Liga Nacional?

Hay que ser cautos y realistas, estamos en una provincia pequeña y tenemos experiencia de lo difícil que es competir y mantenerse en estas categorías cadete e infantil autonómica.
Somos ambiciosos, siempre lo hemos sido. Por eso en estas últimas campañas, a pesar de ser un club joven, estamos pudiendo disfrutar de estas categorías de máximo nivel infantil y cadete.
Está claro que estamos dando pasos para estar año tras año peleando por estar en autonómica. La categoría Nacional en juvenil es otro de los objetivos del club.
En definitiva, nos tenemos que exigir lo que estamos consiguiendo estas últimas temporadas. Consolidarse en estas máximas categorías me parecen palabras mayores, ya que estamos hablando de 16 clubes de toda la comunidad Valenciana, algunos de ellos con estructuras totalmente profesionales y con unos recursos muy superiores a los nuestros.

Estamos donde tenemos y queremos estar, pero con la ambición de seguir creciendo.


 P-Luis, a nivel personal, ¿qué supone para ti esta permanencia? ¿Quizá es lo más trabajado y vivido en tus años como entrenador?

Cuando iniciamos la temporada sabíamos de la dificultad que iba a tener el adaptarse a una categoría tan exigente con un equipo que empezaba de 0, nuevo, con jugadores que llegaban con poco bagaje competitivo de 2ª regional y 1ª regional, la gran mayoría, y un grupo reducido de Preferente. La clave ha sido confiar en el trabajo diario sabiendo que daría sus frutos a lo largo de la temporada. Cuando hablo de frutos, me refiero a la evolución personal y futbolística de los jugadores, y nuestra formación como técnicos. 

Esta permanencia se podría resumir con las palabras evolución y resiliencia Durante la temporada hemos pasado momentos de todo tipo, en los delicados hemos conseguido fortalecernos como grupo y esto nos ha permitido afrontar el último tramo de la temporada con confianza y optimismo. 

El año pasado tuve la suerte de lograr el ascenso a Autonómica, no fue fácil con un inicio complicado y el equipo fue en la misma línea que este año, logrando un objetivo que, al principio, no estaba en nuestra cabeza. Sin embargo, esta temporada ha sido la más exigente, adaptarte a esta liga lleva un proceso, muchas horas invertidas en una categoría que no te permite «parpadear» y, a pesar de los momentos complicados, te diría que la he disfrutado mucho. Cuando algo te apasiona no importan las horas dedicadas, se hace todo con ilusión y dedicación.


P-¿Puedes resumirnos tu curriculum como entrenador y los ascensos logrados?

Mis inicios fueron en el ACD Benicense, luego pasé por el Burriana FB, de ahí ya me incorporé a Primer Toque CF donde cumplo 13 años, toda una vida deportiva.

Respecto a lo logrado, el ascender o salvar un equipo al final forma parte del trabajo de todo un cuerpo técnico, coordinadores, director deportivo y de los principales protagonistas, los jugadores, sin ellos no sería el entrenador que soy hoy en día. 

Llevo 15 años disfrutando de ser formador de fútbol base y podría decirte que es lo más bonito que existe. Ver como están el día 1 y como acaban la temporada da una satisfacción enorme.

Suelo decir que los años que más me han hecho crecer han sido aquellos en los que hemos luchado por la salvación, y este es uno de esos años. 

Cuando ganas mucho parece que todo se está haciendo bien, todo son halagos, y es ahí donde hay que poner el foco, siempre hay cosas que mejorar. Sin embargo, cuando los resultados no son positivos parece que el trabajo no es el correcto y, en muchas ocasiones, hay otros factores que impiden que los resultados sean positivos aunque la evolución del equipo sí que lo sea, en este momento es cuando hay que creer en el proceso. Si algo me ha hecho dar pasos hacia adelante como formador ha sido el conseguir evadirme del resultado durante la semana, entrenar pensando en la evolución de los chicos. Por otro lado, la tranquilidad y confianza que nos ha trasladado la dirección del club, con Jordi, Valero y Rocky como cabezas visibles, también ha sido una de las claves del éxito.

Respecto a ascensos en el club, han sido un total de 5 ( en categoría juvenil, cadete e infantil), y esta salvación que para mi significa uno más ya que era un objetivo top en cuanto a dificultad.


 P-Eres una persona optimista pese a en ocasiones estar en situaciones límite. ¿En qué te inspiras para ser optimista y lo más importante cómo lo trasladas a jugadores tan jóvenes?

En estos quince años he pasado por muchas vivencias y todas estas situaciones son experiencias que te sirven para que en momentos como los que he vivido esta temporada sepas relativizar, quitarle hierro y afrontarlos con la calma necesaria, solo es fútbol. Además, tener a tu lado un cuerpo técnico a la altura es esencial, sin ellos no hubiera sido posible (Luis, Pau y Josep). 

A los jugadores, en los momentos más complicados de la temporada, de lo que menos les he hablado es de fútbol (clasificación, resultados…). Hemos hecho muchas reuniones informales individuales durante los entrenamientos, charlas de objetivos de mejora con familias-jugador, transmitiéndoles energía positiva y destacando la evolución que estaban teniendo, tratando de alejarles del «NO PUEDO» y hacerles creer en el proceso. Por otro lado, a través del análisis de vídeo semanal hemos conseguido que ganaran en seguridad y llegaran a los partidos más preparados y menos preocupados por lo que se podían encontrar.

¿De qué sirve hablar de lo que nos estamos jugando cada semana? Ellos vienen a disfrutar compitiendo y uno de nuestros objetivos debe ser que afronten esta competición con serenidad. Se suele decir que el equipo es el reflejo del entrenador, si nosotros no disfrutamos ellos tampoco lo harán. Es clave el mensaje que les das y el cómo se lo das para que crean en ti.

Por último, me gustaría destacar el papel de nuestra psicóloga Ana, sus consejos también me han permitido enfocar las situaciones de otra forma, todo suma.

Aprovecho estas líneas para agradecer a todo el club el espectacular apoyo recibido en el partido vs Fundación Valencia en el que certificamos que Primer Toque estará una temporada más en liga autonómica infantil. Dar las gracias a los jugadores y familiares del equipo, es momento de disfrutar de lo logrado.