Transición Fútbol 8-Fútbol 11 (La Visión crítica de Ximo Badenes desde la etapa inicial))

Cualquier proceso de cambio requiere de un periodo de adaptación y el Fútbol no es ninguna excepción.

Aunque se ha intentado poner en marcha en diferentes momentos esta adaptación a los niños, pienso que no se ha hecho todo lo bien que se puede para la mejora de esa transición.

Debemos tener en cuenta en este paso, no sólo los aspectos que inciden en la táctica (ocupación del espacio), tampoco  podemos olvidar el aspecto físico (crecimiento del jugador/a), con lo que ello conlleva en sus cualidades físicas, y también debemos tener en cuenta el apartado psicológico (convocatorias, número de cambios…etc).

Vemos que hay tres etapas o categorías dentro del F8, que son:

La edad de inicio de competición de un niño/a esta en la etapa PREBENJAMIN (6 – 7- 8 años), que es donde uno de los primeros objetivos, en cuanto al aspecto táctico, debe ser la organización de los jugadores dentro del terreno de juego y el entendimiento dentro de lo posible de los aspectos más básicos del mismo.

La etapa que sigue a esta, es la de BENJAMINES, que son jugadores/as cuyas edades oscilan entre los 8-9-10 años y que lógicamente van adquiriendo conocimientos y mejoras tanto físicas como técnicas, (mejor entendimiento de las normas, aumento de las capacidades físicas y presumiblemente también del aspecto técnico).

Y por último, en esta fase del futbol 8, encontramos a los ALEVINES (10 – 11 – 12) años, donde ya podemos apreciar jugadores/as que están dejando de ser esos niños/as,  y que su mejora física y técnica, es notable, así como en ocasiones, también su manera de actuar, puesto que están muy cerca de la adolescencia.

Pues bien, todos ellos, es decir, PREBENJAMINES, BENJAMINES Y ALEVINES desarrollan el juego en una superficie con unas dimensiones exactamente iguales, con unas reglas que también son las mismas para todas las categorías, y que a mi modo de entender no se ajusta a lo que debería ser.

Hasta hace unos años, el fútbol base en nuestra Federación era Futbol 7, y alguien o algunos decidieron que se debía añadir un jugador más por equipo y ahora es Fútbol 8.

No creo que fuera una buena decisión.

Si intentamos hacer una distribución y comparación entre las dos modalidades más o menos razonable del espacio/número de jugadores, nos encontramos que para todo el terreno de juego de F11, aparecen 22 jugadores, mientras que para menos de la mitad de este espacio, deben de intentar jugar 16.

Por no decir de la situación de la línea del fuera de juego en F8, que no tiene nada que ver con la del F11. La regla que le da sentido al fútbol es la del Fuera de Juego, y aunque yo pueda estar de acuerdo en que desde las etapas inferiores se debe dar a conocer el juego con esta regla,  no creo que de la manera que está actualmente  se pueda trabajar y perfeccionar para cuando lleguen a la etapa de F11.

Como posible alternativa se podría pensar en adelantar unos metros, muy cerca del centro del campo esta línea de fuera de juego, si se entiende que la línea divisoria de los dos campos puede ser excesivo (aunque en F11 va a ser así).

Entiendo que para la mejor formación de un jugador en su etapa de crecimiento y desarrollo, tanto el número de jugadores como los espacios, se tendrían que ir modificando progresivamente.

Seguramente todos hemos conocido situaciones en las que un jugador/a de F8 que parece tener una progresión ilusionante, en la etapa de F11, no ha dado el resultado que se esperaba y por supuesto al revés. Esto se puede dar por muchos motivos, pero una formación más progresiva en estos aspectos, podría dar otro resultado.

Quizás se deberían plantear adaptar a cada etapa un espacio y un número de jugadores, sobre todo para que la relación espacio/jugador fuera más razonable, ya que de esta manera un jugador/a tuviera más intervenciones a lo largo de un partido. No tiene por qué ser para las tres etapas igual, LOS NIÑOS/AS SON TOTALMENTE DIFERENTES.

En la etapa de INFANTIL (12-13-14 años), sobre todo en la primera de ellas, el terreno de juego es excesivamente grande. Este paso de Alevines a F11 no se ajusta a las necesidades del jugador. Mucho espacio para recorrer sin ningún tipo de adaptación. De hecho, algunos equipos empiezan a tomar noción de esto y adaptarse bien entrada la temporada.

¿Por qué no hacer en esta edad que jugaran en un espacio más reducido?

Existen alternativas (reducción del espacio de las dos áreas de penal, por ejemplo) y seguramente a alguien se le puede ocurrir otras tantas.

Pero aquí ya empezamos a sentir que se necesita invertir en más medios (personales y materiales) en el Fútbol Base y esto a día de hoy, lo llevan a cabo muy pocos clubs, que son los que realmente apuestan por la CANTERA.

Pero esto ya puede ser tema para otro artículo.

ARTÍCULO DE  XIMO BADENES CASAÑ para CASTELLÓN BASE a propósito de la Liguilla Transición Fútbol 11

Técnico Superior Deportivo Nivel 3 (Futbol)

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta