UE Vinaròs: El «fútbol del norte» seguirá en Preferente Infantil con muchos kilómetros por delante

Juan Ángel Martínez / Vinaròs

Cuando al sol le cuesta marcharse, sabes que el verano se acerca. Con el inicio de esta etapa se acaban otras cosas. La primavera, el curso escolar o las ligas a todos los niveles. Es el caso de la categoría Infantil Preferente. En el grupo 1 no había demasiado misterio. El Villarreal C.F. “B” es el campeón y el C.F. Torre Levante jugará el play-off de ascenso. No obstante, en la zona baja de la tabla había 2 equipos implicados: la U.E. Vinaròs C.F. y el Tavernes Blanques C.F. Los vinarocenses dependían de ellos mismos para salvarse, mientras que su rival en la clasificación debía vencer y esperar a que la U.E. Vinaròs no lo hiciese. El Primer Toque C.F, sin embargo, se puso por en medio, ganó 5-0 al Tavernes Blanques C.F. y puso punto final a la historia. La U.E. Vinaròs estaba salvada antes de jugar su partido.

«Ayer lo celebramos y hoy afrontábamos el partido para que los chavales disfrutaran ya que no nos jugábamos la vida como en los otros encuentros», comenta su entrenador, Marc Garriga. «Hemos hecho muchas rotaciones, muchos titulares han jugado solo una parte, hemos dado minutos a otra gente, han subido futbolistas del B y hemos intentado repartir minutos». La U.E. Vinaròs afrontó el partido con tres centrales y dos carrileros, su capitán, habitual en el centro de la zaga, jugó de delantero y en la media parte hubo algunos cambios.

El C.D. Massamagrell, rival de los vinarocenses, ocupaba la última posición en la liga y ya se sabía descendido desde hace mucho. Quizá por eso se adelantaron en el partido. Fluían en el campo sin demasiada presión y se deleitaban con detalles de calidad, como el golazo de falta en el 0-1. Pero los locales, ante su gente, remontaron el partido y pusieron el 3-1 en el marcador final. La salvación ya estaba asegurada, pero una victoria era una buena guinda al pastel. «Que se pueda mantener el infantil es un logro muy importante para nosotros», explica el míster. « Lo que no queríamos era ser un equipo ascensor: subir, bajar y así sucesivamente. Intentar tener una estabilidad y mantener la categoría es un logro enorme».

Estar en preferente es una buena noticia a todos los niveles. Pero eso no quita que algunos interrogantes sigan existiendo. Como por ejemplo, los desplazamientos. Y es que Vinaròs es el pueblo más norteño de la categoría. Una categoría en la que residen equipos como Villarreal C.F, Patacona C.F. o Alboraya U.D. « Este año hemos optado por coger autobuses entre los padres y el club. Aun así, levantarte a las 06:00 o 07:00 de la mañana para ir a jugar a las 10:30 fuera es complicado. Los chavales llegan dormidos, además ahora es cuando empiezan a salir la noche de antes y claro, es jodido», detalla Marc. No obstante, el entrenador local comenta que este es un hándicap que también tienen los rivales cuando visitan la Ciutat Esportiva de Vinaròs.

La U.E. Vinaròs termina la temporada en novena posición con 30 puntos (4 por encima del descenso), 30 goles a favor y 37 en contra. «La temporada la valoramos positivamente. Desde un principio teníamos el objetivo de mantener la categoría. Era complicado pero lo hemos conseguido. Los jugadores lo tenían muy claro y estaban muy implicados en ello. Y eso, sinceramente, ha ayudado mucho ya que en cada entrenamiento se dejaban la piel. Yo creo que si miras los resultados, lo merecíamos», concluye Marc Garriga.

lexus

Dejar respuesta

Por favor escribir tu comentario:
Please enter your name here