Un «repaso» al fútbol base provincial y sus problemas para estar entre los mejores

Casi todo el mundo piensa que los gobernantes toman importantes decisiones que afectan a nuestras vidas, absolutamente desconectados de la realidad. Sorprendentemente lo que vemos los ciudadanos no lo ven ellos. Y lo digo porque si hubiesen observado lo que, desde Junio, viene sucediendo en nuestros barrios, en nuestros pueblos, en nuestras playas…habrían descubierto que los chicos y los adolescentes seguían jugando el fútbol de forma informal.

Y lo siguen practicando y lo seguirán practicando, por dos razones: La primera porque que el fútbol es una de sus aficiones favoritas y la segunda porque que han descubierto que jugando al aire libre no se contagian y, por tanto, tampoco lo hacen sus familias que se han visto afectadas de llevar a sus hijos al futbol y tener que jugarse el tipo con inventos para verlos jugar, mientras en las grandes superficies si estaba todo permitido. En todo el bombardeo de noticias que sobre la Covid-19 recibimos a diario nos informan de en qué situaciones se originan los contagios. La gran mayoría se producen en el ámbito familiar y en el ámbito social pero, y esto es un dato contrastado, no en la práctica deportiva al aire libre, ni siquiera en la práctica informal.

JUGUEMOS DE FORMA SEGURA PERO CON ESPECTADORES BIEN UBICADOS Y NO PASEMOS LA RESPONSABILIDAD A LOS CLUBS.

Algo hacemos mal en nuestra provincia

Sólo Villarreal CF y CD Roda son los únicos que tras más de una década siguen en la élite del fútbol base desde Infantil a Juvenil en sus categorías Autonómica y División de Honor.  Ahora el CD Castellón, con el doble ascenso de la temporada pasada de sus juveniles A y B, puede presumir de tener todo el fútbol base entre los más privilegiados. El desaparecido Club la Vall fue el único equipo provincial que ha podido aguantar el tirón, 10 años consecutivos en liga autonómica y dos en liga nacional. CD Onda y Atlético Salesianos Burriana lograron un ascenso a liga nacional.

Sólo los valleros lograron mantener la categoría una temporada, el CD Onda bajó en su temporada de estreno en la élite. Esta temporada el Benicarló BF  ha logrado subir a la liga autonómica y la UD Vall de Uxó cogió el relevo de su vecino en Cadete. Ambos equipos están en la actualidad en descenso y cierran los dos grupos.

¿Dónde está la raíz del problema?

Desde mi punto de vista el problema radica en la poca formación que algunos clubs dedican a sus técnicos, y por supuesto tener capacidad para realizar una buena captación que les lleve a estar entre los mejores. Está claro que a todos nos gustaría que nuestros jugadores fueran del pueblo, cosa muy difícil para llegar a la élite, para eso se necesitan muchos años de trabajo y formación. Si miramos en el Villarreal CF y en el CD Roda, ¿cuántos jugadores hay de Vila-real o, incluso, de la provincia?  Y en el CD Castellón, ¿cuántos hay de Castellón? No pregunto de la provincia, porque son todos de nuestra provincia.

En los grupos de Preferente Infantil, Cadete y Juvenil la situación es bien diferente. Mandan nuestros equipos provinciales, Primer Toque CF, Esportiu Vila-real  y Atlético Burriana Salesianos, respectivamente, ya que casi el 90% de los equipos son de nuestra provincia. Si miramos las ligas autonómicas, sólo Villarreal CF, CD Roda y CD Castellón, con pleno en la élite, y los mencionados anteriormente tienen que hacer frente al resto de equipos.

Alicante nos supera en todas las categorías con creces, Elche CF  y Hércules CF, con pleno de equipos, y Ciudad de Benidorm, con 3 equipos, dos para el CD Alcoyano, Kelme CF y CD Intangco, luego aparecen con uno, los Elda CF, Lacross, Pablo Iglesias, CD la Nucia, CD Denia, Celtic de Elche, y Costa City, es decir, 24 equipos para Alicante en las máximas categorías (División de Honor y Liga Nacional, Autonómica Infantil y Cadete), frente a los catorce  de la provincia de Castellón. Está claro que hay una enorme diferencia y eso que Villarreal aglutina dos entidades.

Dejo exento a Valencia ya que tiene mayor volumen de jugadores y aglutina casi el 50% de los equipos en la élite.

¿Qué hacemos mal? Pues posiblemente primero la formación, y después la captación, siempre hablando de los equipos llegados a la élite.

En lo que se refiere a Fútbol 8, pues tenemos prácticamente cosas idénticas, pero con el hándicap de que se igualan más las fuerzas en ciertos equipos provinciales, pero al año siguiente los grandes se mueven y los menos grandes no pueden llevar a sus clubs a estar entre los mejores de nuestra comunidad, ya que terminan aceptando proyectos de otros equipos. Todo ello les lleva a volver a reinventarse y volver a empezar.

Para mi modesto punto de vista los realmente culpables son los padres porque buscamos un equipo competitivo a corto plazo antes que formar uno a largo plazo.

Felices Fiestas y Próspero Año 2021. Un seguidor de Castellón Base

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta