Vila-real bonificará hasta el 95% del IBI a locales de ocio y restauración

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, y el concejal de Economía, Xus Madrigal, han mantenido esta mañana una reunión con representantes de la hostelería y el ocio de la ciudad, un encuentro al que han asistido también los grupos políticos con representación en el consistorio, y en el que se han consensuado medidas de apoyo desde el ámbito local para aliviar la grave situación de este sector, afectado por el cierre de establecimientos decretado por el Consell.

El primer edil ha calificado la reunión de «muy productiva» y sobre todo ha destacado la unión entre las fuerzas políticas y el sector para acordar acciones «desde la transparencia, el diálogo y sobre todo escuchando las dificultades que sufre nuestra hostelería». En este sentido, el alcalde ha recordado que, «el problema de la pandemia nos afecta a todos pero el pequeño comercio es el más castigado» y ha remarcado que «no creemos que el culpable de la pandemia sea la hostelería, porque en Vila-real tenemos una hostelería segura y responsable, aunque en este momento se han tomado decisiones que se escapan al ámbito local y que comportan el cierre de establecimientos».

Ante esta situación, todos los grupos municipales están de acuerdo en que el Ayuntamiento ayude dentro de sus posibilidades económicas en el marco de las líneas de acción anunciadas ayer por el alcalde con medidas de carácter fiscal y ayudas directas. Así, Benlloch ha anunciado que Vila-real se sumará al Plan Resiste de la Generalitat Valenciana y se compromete a intentar aumentar la aportación en la medida de las posibilidades presupuestarias. «Siempre hemos defendido que el Ayuntamiento en solitario no tenía capacidad suficiente pero unidos a otras administraciones como la Generalitat y la Diputación sí podemos aportar para que realmente estas ayudas sean un alivio para los autónomos y empresas del sector». Asimismo, en la reunión también se ha consensuado, una línea específica de 50.000 euros en el presupuesto de 2021 para los locales de ocio de la ciudad «que están cerrados prácticamente desde el primer día, para que al menos puedan resistir con una pequeña ayuda municipal, y que no tengamos que lamentar la desaparición de estas empresas». Además se ofrecerá asesoramiento para la solicitud y tramitación ágil de las ayudas, destinando personal municipal, en colaboración con las asesorías y gestorías de la ciudad.

En materia fiscal, Benlloch también se ha comprometido a adoptar medidas en relación al impuesto de bienes inmuebles (IBI) de los locales de hostelería y ocio. En este sentido, se aprobará antes del 31 de marzo una bonificación de hasta el 95% del IBI. «En aquellos locales en los que el empresario no sea el propietario sino que esté alquilado, articularemos la obligación de que esta exención fiscal repercuta en beneficio del hostelero», asegura. En la misma línea, se mantendrá la exoneración de la tasa por ocupación de vía pública -una medida que beneficia a los locales que cuentan con terraza- «hasta que podamos tener un respiro y una mejora en la situación actual». El alcalde ha destacado la unidad y buena predisposición de todas las partes para acordar estas medidas y ha subrayado que «es fundamental que cuando la pandemia acabe, Vila-real pueda seguir teniendo un sector de la hostelería y el ocio potente, necesario para nuestro modelo de ciudad diversificada y con oportunidades para todos y todas».

Otros de los acuerdos consensuados son la aprobación de una declaración institucional de apoyo a la hostelería local y la creación de una mesa de trabajo para la dinamización del sector a través del plan Vila-real Renaix. Antes de la reunión celebrada en la Casa dels Mundina, tanto el alcalde como los concejales de la corporación han participado en la concentración que los empresarios de hostelería y ocio de la ciudad han convocado frente al Ayuntamiento en apoyo al sector.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta