Vila-real donará 40.000 euros al proyecto de cocina solidaria para prorrogarlo dos meses

El Ayuntamiento de Vila-real dará continuidad al plan de cocina solidaria impulsado por el Villarreal CF, sus jugadores, la Fundación Carlos Bacca y Pamesa, en el que también participa el Restaurante El Vasco, con el objetivo de que este proyecto, en el que el consistorio también ha estado colaborando, pueda mantenerse durante uno o dos meses más para ayudar a cubrir las necesidades básicas de alimentación de las familias más vulnerables de la ciudad.

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha estado desde el primer día pendiente de este proyecto. En varias ocasiones ha visitado a primera hora de la mañana la cocina y la organización preparada para este servicio. El Ayuntamiento ha estado colaborando también en el reparto a través de Protección Civil, funcionarios y voluntarios del Registro Municipal del Voluntariado. «Hemos hecho un gran equipo gracias a la extraordinaria alianza con la sociedad civil que hemos creado de la que me siento muy orgulloso y quiero agradecer en nombre de toda la ciudad el gran esfuerzo que hacen las entidades sociales», ha remarcado.

El Ayuntamiento aportará 40.000 euros para continuar con esta iniciativa que cada día permite cocinar en el Estadio de la Cerámica más de 500 raciones para hacerlas llegar a las familias que más lo necesitan en este momento. Esta cantidad se sumará a las aportaciones que realicen el resto de entidades y personas vinculadas a esta iniciativa solidaria. El alcalde planteará a los partidos políticos que este dinero sea una de las primeras medidas del paquete de 500.000 euros que se está consensuando para el Plan de renacimiento de Vila-real.

Con el plan de cocina solidaria, bajo la coordinación de los Servicios Sociales municipales, se dará respuesta a las necesidades de las familias más desfavorecidas a través de las entidades Cáritas, Cruz Roja, Juventud Antoniana y San Vicente de Paúl. Como se viene realizando hasta el momento, los menús se cocinarán en las instalaciones del Estadio de la Cerámica.

Benlloch ha querido explicar que «desde el Ayuntamiento siempre hemos optado por otras fórmulas para cubrir las necesidades de alimentación de las familias, como los vales de comida o las ayudas sociales, pero entendemos que ahora se dan unas circunstancias excepcionales que nos obligan a dar una respuesta rápida a unas necesidades que en estos meses desde que comenzó la crisis sanitaria han multiplicado por tres la demanda de ayuda social». En este sentido, según los datos del departamento de Servicios Sociales, en lo que va de año se han concedido cerca de 224.000 euros en ayudas sociales de emergencia, con 330 expedientes tramitados, una cifra que prácticamente triplica la del mismo periodo de 2019.

En la situación actual, para el Ayuntamiento es importante además asegurar una correcta alimentación de los niños y niñas, ahora que no cuentan con comedor escolar por la suspensión de clases ni tampoco está garantizado que en verano se puedan organizar campus o escuelas de verano. Esta medida excepcional, «será una forma también de que las familias vulnerables puedan conciliar mejor», subraya el primer edil.

«El Ayuntamiento continuará con el modelo de ayudas sociales a quienes más sufren, destinando los fondos municipales que se precisen, pero en unas circunstancias como las actuales que nos exigen celeridad en la respuesta, cocinar estas raciones diarias de forma centralizada nos ahorra costes y facilita asegurar comida caliente y de calidad a muchas familias», recalca el alcalde, quien recuerda que el Gobierno central aprobará la próxima semana en el Consejo de Ministros la renta mínima vital para ayudar a los hogares en situación de pobreza severa.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta