El deporte como inclusión en Vila-real: El equipo EDI del Vila-real Básquet Club

El concejal de Servicios Sociales y Sanidad del Ayuntamiento de Vila-real, Toni Marín, ha presentado de la mano del equipo EDI del Vila-real Básquet Club un estudio que constata los efectos positivos de la práctica del baloncesto en la salud de las personas con discapacidad intelectual. Marín ha comparecido junto a la representante del club Amelia Simó y una de las autoras del estudio, Marina Sempere, y ha reiterado el apoyo del consistorio a este proyecto deportivo y al trabajo que realiza el equipo EDI y el Vila-real Básquet Club para la inclusión a través del deporte. El concejal ha subrayado que el estudio «muestra unos resultados interesantes desde el punto de vista del bienestar y desarrollo personal de estas personas así como su integración social gracias a formar parte de un equipo y a tener la oportunidad de practicar un deporte».

El estudio se ha llevado a cabo en el marco de un trabajo final de residencia de Enfermería y toma como base estudios previos que evidencian que «el grado de sedentarismo de las personas con discapacidad es mayor que el de las personas sin discapacidad, sobre todo debido a que no tienen la misma oferta deportiva a su alcance», explica Marina Sempere. La investigación tenía como objetivo constatar si la práctica de baloncesto durante 20 sesiones de una hora de duración tenía algún efecto en la salud de las personas con discapacidad intelectual. El estudio ha tomado como muestra a 13 integrantes del equipo EDI del VBC con edades entre los 14 y los 45 años.

STOP AL FOC

Tras 20 sesiones, el análisis de las medidas antropométricas, deportivas y de calidad de vida constata una mejora sobre todo en las capacidades deportivas, en lo que a fuerza explosiva y flexibilidad se refiere, tal y como señala la autora del estudio. Además, Marina Sempere apunta sobre todo la mejora en la calidad de vida de los participantes, en su bienestar emocional y desarrollo personal. Además, 11 de 13 participantes valoraron con la puntuación máxima el grado de satisfacción que habían supuesto estas sesiones de baloncesto con el equipo.

Amelia Simó, representante del VBC y madre de una de las jugadoras del equipo EDI, ha agradecido al Ayuntamiento de Vila-real, y en concreto al concejal de Servicios Sociales, el «apoyo para presentar este estudio y para dar visibilidad al equipo EDI, a nuestros ‘Incredibles'». Simó ha detallado que el equipo, surgido hace poco más de un año, está formado por 19 jóvenes con discapacidad intelectual, en su mayoría de Vila-real, aunque también hay algunos componentes de Castellón, Almassora y les Alqueries. Compiten en la liga FEDI de la Comunitat Valenciana junto a otros ocho equipos y son, junto al equipo de Segorbe, los únicos representantes de la provincia de Castellón.

Simó ha agradecido de manera especial que el Vila-real Básquet Club les haya acogido y que «nuestros hijos e hijas puedan practicar baloncesto, no sólo entrenar, sino competir y jugar contra otros equipos y participar en las actividades que realiza el club». Amelia Simó asegura que «es un proyecto maravilloso que está resultando muy beneficioso tanto para su salud como para su desarrollo personal e integración social». «Para ellos, formar parte de este equipo va más allá de practicar deporte, es también una forma de sentirse parte de un grupo y de tener ilusión por competir y por conseguir retos», concluye.

Finalmente, el concejal Toni Marín ha mostrado el orgullo que supone para la ciudad de Vila-real «contar con un equipo como el EDI del Vila-real Básquet Club, que es un ejemplo de la Vila-real inclusiva y solidaria que estamos construyendo y que nos ayuda también a avanzar en el proyecto de ciudad que promueve el deporte para el bienestar y la inclusión».