Más confinamiento: Todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta tarde que el lunes se endurece el confinamiento por la crisis del coronavirus: “Todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa”. Sánchez ha explicado que este endurecimiento durará hasta el 9 de abril y que los empleados tendrán un permiso retribuido y recuperarán las horas cuando acabe el aislamiento.

Así se aprobará este domingo, en un Consejo de Ministros extraordinario. Los trabajadores afectados tendrán durante los ocho días laborables -10 días de parálisis, incluyendo el fin de semana del 4 y 5 de abril- que contempla la medida un permiso retribuido y tendrán que recuperar las horas perdidas de trabajo paulatinamente a partir del momento en el que se supere la crisis.

Sánchez endurece así las medidas del estado de alarma restringiendo la actividad económica para intentar frenar la expansión del virus y la transmisión acelerada de los contagios.

El objetivo es reducir la movilidad y el contacto social al máximo para situarlo en los niveles de fin de semana, cuando la mayoría de las actividades industriales y comerciales no imprescindibles descansan. El presidente del Gobierno ha precisado que esta decisión no afectará al sector de los medios de comunicación.

El objetivo último es el de ralentizar el número de nuevos contagiados y evitar la saturación completa de las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales. El presidente no ha descartado tener que adoptar otras medidas en el curso de las dos próximas semanas.

También ha hablado del papel de la UE: “El virus está poniendo a prueba el proyecto europeo. Esta vez Europa no puede fallar”, ha dicho Sánchez, que ha pedido a los países miembros que respalden el endeudamiento público que necesitan muchas economías europeas. “Los españoles hemos protegido Europa cada vez que hemos votado y nos hemos manifestado; ahora le toca a la UE proteger al conjunto de ciudadanos europeos, a los más débiles”. Y ha insistido: “Europa se la juega”. El presidente comparece dos semanas después de anunciar el estado de alarma y en un día en el que España ha registrado 832 personas muertas, el mayor número de víctimas en 24 horas, por encima de los 769 de ayer. En total, 5.704 personas han perdido la vida, mientras que 72.248 se han infectado, 8.189 más que el viernes. Esto supone un incremento del 12,7%, cuando ayer fue de un 14% y anteayer, un 18%. 40.630 personas han necesitado hospitalización, 4.575 han ingresado en las UCI y 12.285 se han curado (un 17% del total de contagiados), según el Ministerio de Sanidad y las comunidades. “Estamos llegando al pico que tanto nos preocupa. En algunas zonas del país posiblemente estén superándolo”, ha valorado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, y ha recordado que la batalla ahora está en “la saturación de las UCI”.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta