Mascletá de estilos: Balance final del Torneo Alevín Internacional Fallas Ciudad de Burriana

lexus

Como si de un arcoíris se tratase, el fútbol alevín nacional ha mostrado en este torneo Internacional Fallas Ciudad de Burriana la diversidad de estilos que hay en los clubes de las múltiples provincias que componen el país, todo ello aderezado con algunos estilos provenientes de distintas partes del planeta.

Tenemos estilos de todo tipo, pasando en un extremo por clubes que no priorizan la competición y sí la formación individual de sus jugadores proponiéndoles situaciones de juego de 1:1 en todas las zonas del campo para que el jugador tenga constante responsabilidad en la toma de decisiones, hasta otro extremo donde hay clubes que priorizan lo competición por encima de todo, y el equipo y los conceptos tácticos para que el equipo gane son la prioridad. También podemos ver como hay equipos donde el estilo de juego está por encima de todo y salga el jugador que salga todo sigue el mismo guión, como por otra parte hay equipos que sin un estilo de juego muy definido tratan de que sus jugadores vayan solventando todas las situaciones que se encuentran de una manera muy personal.

Pretendiendo no entrar en la terrible tentación del juicio sobre qué nos puede gustar más, algo que si ha parecido reflejar este torneo es que los jugadores que confían en un estilo se sienten más cómodos y dominan más el juego que aquellos que apelan a la “garra” y al “echarle coraje”.

Por otra parte, la enorme riqueza de sociedades distintas que tenemos dentro del panorama nacional hace que los jugadores de esta edades muestren claramente las características de la región de la que proceden. Estas características se observan especialmente en su forma de competir y en la forma de afrontar determinadas situaciones de dificultad.

Un aspecto que determina mucho la competición a lo largo del torneo son las diferencias que existen a nivel nacional sobre el formato de competición en el que participan los jugadores alevines ya sea fútbol-7, fútbol-8 o fútbol-11. Sin entrar en profundidad, algo evidente es que los alevines que juegan fútbol-11 en su región de origen encuentran más dificultades para adaptarse a este torneo con un formato tan distinto como es el fútbol-7 y sus jugadores pueden ser juzgados de forma equivocada por el rendimiento que puedan ofrecer durante el mismo.

Hemos tenido equipos de muy alto nivel en el torneo y todo se ha ido filtrando de forma progresiva para decantar dos finalistas de grandísimo nivel para que en medio de un ambiente festivo de fallas en la Ciudad de Burriana, acabemos como si de una mascletá se tratase con dos estilos absolutamente reconocibles y muy valorables los dos.

FC Barcelona y Villarreal CF nos han ofrecido una gran final como colofón a un extraordinario torneo que nos ha brindado la oportunidad de disfrutar del mejor fútbol alevín en un torneo ya consolidado a nivel internacional como una cita ineludible.

Un año más y cada año que pasa con más valor por la dificultad y esfuerzo que supone organizar un torneo internacional de semejante nivel, quiero felicitar a Javier Tejedo y a todo su equipo por hacer posible este excelente espectáculo de fútbol alevín.

 

Un excelente equipo de trabajo el que hay tras este torneo, que seguramente con sentimientos compartidos con los falleros que tras la “cremá” se ponen a trabajar en las fallas del año siguiente, estarán ya trabajando en la 13ª edición para que podamos volver a disfrutar de la Ciudad de Burriana y de su Torneo Internacional de Fútbol-7 Alevín.

 

Artículo de Santi Expósito

Seleccionador Sub12 de Madrid.

lexus

No hay comentarios