Alevín A CD Castellón: Un equipo autogestionado por jugadores de 12 años

En la vida las personas, a medida que pasan los años, deben saber tomar decisiones por iniciativa propia. Y quizá el fútbol, porque les gusta tanto a los niñ@s, sea un medio, como otras disciplinas deportivas, para aprender a decidir por sí mismos. El Alevín A CD Castellón trabaja en ese sentido, son los propios jugadores, de 12 años, los que se «autogestionan». Isaac Badri, desde la sala de máquinas del equipo, nos explica al detalle cómo preparan todo este proceso.

P-¿Qué personas formáis el cuerpo técnico del Alevín A CD Castellón?

R-En el cuerpo técnico del Alevín A Castellón estamos Santi Calvo, Santi Babiloni, Pablo García y yo, Isaac Badri. Santi Calvo tiene 28 años, es licenciado en CAFD, con 8 años de experiencia en fútbol base aunque algo más enfocado en el apartado de preparación física, y está en su primera temporada en el club. Santi Babiloni tiene 20 años, está estudiando CAFD también y esta es su segunda temporada como entrenador, ambas en el club. Pablo García tiene 18 años y aunque es el más joven tiene bastante experiencia, lleva 3 años como entrenador en el club y está también como 2º entrenador en el Cadete B Promesas además de con nosotros. Si sois asiduos a Castalia probablemente os suenen Pablo y Santi Babiloni, ya que también son trabajadores del club en el estadio. Yo tengo 25 años, llevo entrenando 10 y se trata de mi tercera temporada en el club, la 2ª en el fútbol 8 del club. Aunque entiendo que hay que «asumir roles» y en este caso yo tendría ese rol de primer entrenador, o de cabeza más visible del cuerpo técnico, los 4 estamos bastante involucrados en la gestión tanto del Alevín A como del Benjamín A, donde doblamos funciones. También me gustaría mencionar a Héctor Beltrán (preparador físico) y Manel Vedrí y Daniel Blasco (área de porteros), que también están muy involucrados en la mejora de estos jugadores.

STOP AL FOC

P-¿Al club le obsesiona jugar la Liga Autonómica Alevín?

R-Todos en el cuerpo técnico tenemos una visión bastante formativa del fútbol base, y contamos con el apoyo del club en este aspecto. La verdad es que ni Manu Escuder (coordinador de F8) ni Santi Parra (jefe de operaciones de la Fundació) nos han puesto ningún tipo de objetivo a nivel competitivo, creemos que en caso de que se de va a ser más una consecuencia y un premio a cómo están desarrollándose los jugadores que una meta a la que queramos llegar.

P-¿Nos puedes explicar cómo intervienen directamente los jugadores en la toma de decisiones en un partido?

R-Bueno, al final todo lo que envuelve al partido es una constante toma de decisiones en la que nosotros como cuerpo técnico creo que tenemos menos influencia de la que queremos creer. Nosotros simplemente tratamos de facilitarles contextos en los que sean ellos quienes tengan que intervenir, que es lo que van a encontrarse en el partido. Por poner un ejemplo, ellos suelen tener decisión directa sobre la posición en la que van a jugar.

P-¿La alineación es cosa tuya? ¿Los cambios? ¿Hay que cambiar en un momento dado o en función de cómo va el partido? ¿Cómo lo deciden en el propio transcurso del partido?

R-Nosotros elegimos los jugadores que empiezan como titulares dependiendo del rendimiento de la semana, pero salvo contadas excepciones donde queramos probar algún cambio de posición que creamos que no va a producirse por ellos mismos, no les decimos en qué posición juegan y son ellos mismos quienes la eligen, acordándolo con el resto de sus compañeros. En cuanto a los cambios, hacemos siempre dos ventanas en cada parte. En el minuto 15 cambiamos a todos los que están en el banquillo, y en el minuto 22 cambiamos a los jugadores que no hayamos podido sustituir en la primera ventana. Los porteros siempre cambian en el descanso, y cada semana son ellos quienes eligen quien empieza y quien juega la segunda parte. Los jugadores que entran eligen por quién entran y en qué posición, y en función de esta primera ventana de cambios somos nosotros quienes ajustamos qué jugadores vuelven a entrar para tratar de que tengan más minutos aquellos a quienes queramos premiar por su rendimiento en el entrenamiento.  

P-¿Cuál es entonces la función del entrenador y cuerpo técnico el día del partido y durante el mismo?

R-A nivel deportivo, nuestra función en el partido es tratar de ajustar estos minutajes, reforzar positivamente las situaciones de aprendizaje que hayamos estado practicando en el entrenamiento y tratar de que los jugadores disfruten y se sientan protagonistas, que al final es lo que son.

P-¿Deben jugar todos los jugadores convocados el mismo tiempo?

R-Creemos que debe premiarse a aquellos jugadores que muestran mayor interés en su aprendizaje, es decir, lo visto durante la semana. Como mínimo intentamos que todos los jugadores jueguen mínimo 30 minutos (medio partido) y máximo 44 minutos, pero salvo excepciones por lesión todos han jugado en todos los partidos más de estos 30 minutos. La verdad es que contamos con un grupo de jugadores muy bueno a nivel de actitud, por lo que estos premios son rotativos, tratamos de no repetir 2 jornadas consecutivas que un jugador juegue 44 y otro 30. 

P-¿Por qué este mecanismo de gestión de los jugadores en este equipo en concreto?

R-Por lo que sé se está intentando aplicar algo similar en el resto del fútbol base del club. Creo que es una buena forma de intentar que todos los jugadores se sientan integrados y cuenten con el mismo número de oportunidades.

P-¿Se trabaja sobre un modelo ya aplicado en otros clubs de fútbol base y cantera importantes?

R-La verdad es que desconozco si hay alguna otra cantera que trabaje de forma similar en su fútbol base. A nivel personal me llamó la atención el ejemplo de la Real Sociedad, que no tiene equipos de fútbol 8 ya que priorizan que los jugadores continúen desarrollándose en sus clubes de formación, aunque obviamente estén supervisados por ellos. Si un club como la Real, que lleva un par de años siendo el equipo con mayor uso de canteranos en España, no tiene la «necesidad» de ganar ligas locales en fútbol 7/fútbol 8, ¿por qué íbamos a tener nosotros esa necesidad?

P-Si el equipo tiene un momento crítico, ¿cómo se trabaja la reacción del equipo para buscar remontar?

R-Nosotros creemos que en este tipo de situaciones lo mejor que podemos hacer es transmitirles naturalidad y continuar lanzando mensajes positivos. Que asuman que la derrota o encontrarse con situaciones adversas es parte de su aprendizaje es algo en lo que hacemos bastante énfasis.

P- A estas edades, cuándo se les dice, «este partido es muy importante…», «Hay que ganarlo», ¿qué pensáis?

R-Uf… Creo que los jugadores, simplemente por un tema de edad y de (presuponemos) pasión por el deporte ya se ponen suficiente presión encima ellos solos, y ya tienen suficientes ganas de ganar, como para que encima estemos nosotros presionándoles más aún. Luego está el tema de, ¿realmente cómo de importante es ganar un partido en alevines? No creo que sean mensajes adecuados para estas edades. 

P-¿Se consigue más motivación haciéndoles partícipes de decisiones importantes en el partido?

R-No sé si es una relación de causa-efecto, pero desde luego creo que hacerles partícipes de este tipo de decisiones tiene muchos más beneficios que desventajas para su desarrollo. La verdad es que los chavales tienen siempre muchas ganas tanto de jugar como de entrenar, pero no sé hasta qué punto eso es por influencia nuestra.

P-¿Se adopta esta forma de afrontar un partido en todos los encuentros de la liga o en algunos?

R-En nuestro caso, en todos.

P-¿Significa también que un delantero puede jugar de defensa o viceversa?

R-Sí, por supuesto, de hecho es un cambio de posición bastante común en nuestro equipo. Nuestro próximo objetivo a corto plazo es tratar de que los porteros tengan también minutos como jugadores de campo.

P-¿Cómo se trabaja en los entrenamientos para qué todo sea más fácil el día del partido?

R-Tratamos de que tanto las tareas como los mensajes que lanzamos sean lo más abiertos posibles para darles un abanico de opciones cuánto más amplio mejor, aunque obviamente siempre busquemos reforzar o mejorar algún aspecto más concreto. También creamos dentro del cuerpo técnico una planificación de contenidos, supervisada tanto por Sergi Pi (responsable de metodología), como por Manu Escuder y Santi Parra, de cara a tratar de evitar poner el foco de mejora en lo visto en partidos, y ponerlo en contenidos más generales que creemos que los jugadores deben adquirir a lo largo del año, similar a la planificación de contenidos que nos podemos encontrar en un colegio, por ejemplo.

P-Entre los jugadores, ¿hay alguno o algunos que asumen más que otros la capacidad de liderazgo en la toma de decisiones?

R-Sí, por supuesto. Al final es natural que haya chavales que por su personalidad pues son más vocales o más líderes que otros. Pero creo que a pesar de esto, que es algo normal, todos se sienten escuchados y partícipes de todo lo que ocurre en el equipo, no hay nadie que asuma el rol de líder absoluto y trate de dirigir al resto. Se trata de un grupo muy sano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribir tu comentario:
Por favor ingrese su nombre aquí