La posición del Ayuntamiento de Castellón ante los tuits de Bob Voulgaris

En este noticia podrás conocer cuál es la posición del Ayuntamiento de Castellón en relación a los últimos tuits del presidente del CD Castellón, Haralabos Voulgaris, quejándose sobre «cierta inacción» del consistorio sobre el Estadio Castalia que el propio mandatario albinegro apostó por comprar.

El nuevo convenio sobre el uso de Castalia, va mucho mejor de lo que el presidente del CD Castellón quiere hacer creer aprovechando el buen momento deportivo del primer equipo que lidera su grupo en Primera FFCV con opciones reales de ascenso. Ha pasado de una situación de anonimato hasta adquirir un notorio protagonismo tanto en Castalia como en las redes sociales con comentarios fuera de los canales habituales de comunicación del CD Castellón. Esta situación positiva en lo deportivo ayuda a Bob que se siente respaldado por la masa social. Pese a sus mensajes, el Ayuntamiento de Castellón, lógicamente como titular de la instalación, se muestra optimista, es prudente y está convencido de que el convenio será positivo para ambas partes por su contenido que aún no puede adelantarse. Incluso, en la parte que compete al CD Castellón, hay flecos abiertos que el club no es capaz de concretar. Eso sí, según el Ayuntamiento, las negociaciones avanzan.

La reunión de ese miércoles es una más de la comisión creada al efecto. Está programada con antelación desde antes de Magdalena. Cada 15 días hay reunión. Solo la Magdalena rompió la cadencia. La última viene de febrero. Pero ya en esa última, se fijó la fecha de mañana para la siguiente reunión de seguimiento que no se convoca por lo dicho por Voulgaris en las redes sociales.

Martin's Grill

Lo que está claro es que no hay ni habrá venta de Castalia. El patrimonio municipal no se vende. Y menos una instalación. El patrimonio público no se puede enajenar, se puede ampliar, mejorar, permutar, compensar… pero de normal, no se vende… no se puede ‘descapitalizar’, porque entonces pierde la institución a quien incluso podrían exigirles responsabilidades.

El convenio contempla cesión a cambio de inversiones. Comportará compromisos, reservas, inversiones por ambas partes… es un convenio muy potente, muy profesional, y también garantista. Los castellonenses no pueden perder. El Ayuntamiento no va a «dar» Castalia para luego ser transferido a un tercero. Esos términos están dentro de la negociación. El vigente convenio concluye este año pero sobre el nuevo no ha trascenido ni el plazo de tiempo ni la propia reforma / ampliación de Castalia que anunció en campaña electoral el actual equipo de gobierno. En el actual convenio, al fin y al cabo, ya hay cesión (encubierta) con «uso exclusivo» del CD Castellón que lo disfruta en su plenitud con gastos a cargo del consistorio. Lo dicho, el Ayuntamiento de Castellón tiene las cosas muy claras pese al «ruido» de Haralabos Voulgaris.