Carrasco y Voulgaris deben reunirse sobre Castalia y no dar sólo titulares

Más allá del cierre del Zara en el centro de Castelló, que casi se convirtió en «tema de Estado» por parte del Ayuntamiento de Castellón, a ningún alcalde de la capital de la Plana se le ha planteado una cuestión tan «grande» como la compra de Castalia por parte del CD Castellón a través de la figura de Bob Voulgaris. ¿Estará a la altura de las circunstancias la alcaldesa de Castellón, Begoña Carrasco, para que la semana que viene, como muy tarde, se reúna con el presidente albinegro para abordar la propuesta de la compra de Castalia? Este mismo domingo, a las 12.00 ante el Ceuta, pueden concretar detalles del encuentro.

La realidad se topa de bruces con las promesas electorales. Reforma de Castalia, Ciudad Deportiva, versus, «Castalia no está en venta», como reacción escueta de la alcaldesa una vez que Bob lanzase su idea en la rueda de prensa. Hoy mismo, el máximo mandatario, en este caso, mandataria de la ciudad de Castellón debería haber reunido a primera hora de la mañana a los servicios jurídicos municipales y técnicos de Urbanismo para trabajar ya dos escenarios, simplemente, a efectos de preparar como es debido una reunión con Bob Voulgaris. Escenarios que pueden ser desde una venta -ver fómulas legales de enajenación de un bien municipal- o una cesión de las instalaciones. Opciones a las que podrían incorporarse la búsqueda de terrenos municipales para la Ciudad Deportiva. Todo salvaguardando el interés general de la ciudad y en cuanto al CD Castellón como una fórmula legal que le permita incrementar su activo de cara a un posible ascenso y hacer frente a las exigencias de un Fair-Play financiero.

Alcaldesa, en su programa electoral pone:

MarzochinniMartins grill glovo
  1. 1-Reformaremos Castalia como un estadio del siglo XXI convirtiendo la manzana en un gran área albinegra y creando un museo orellut. 
  2. 2-Potenciaremos una ciudad deportiva referente para nuestro fútbol base
  3. 3-Cederemos los terrenos para que nuestro CD Castellón tenga una ciudad deportiva referente para el fútbol base

Para esto, hace falta dinero y muchas ganas de poner en marcha la maquinaria administrativa y financiera del Ayuntamiento de Castellón. De momento sólo anuncios y promesas, poco más. Nunca, posiblemente, hayamos tenido delante de nuestras caras una cuestión de «estado» para la ciudad. Y para eso hace falta estar al nivel que le corresponde a cada uno en su responsabilidad como alcaldesa y presidente del CD Castellón. Los estadios de fútbol, como bien dice la UEFA, y así anima, deben ser patrimonio de los propios clubs como fuente fundamental para garantizar a estos ingresos económicos vía su explotación comercial. Y eso con un Ayuntamiento al que le cuesta cambiar el césped en sus campos de fútbol o poner al día sus instalaciones deportivos parece una odisea.