Almassora concederá otros 500 euros a locales cerrados a parte de la ayuda de la Generalitat

Los negocios de Almassora se repartirán más de 700.000 euros en ayudas directas para paliar los efectos económicos derivados de la crisis del coronavirus. Así lo ha anunciado la alcaldesa de Almassora, Merche Galí, a un grupo de representantes de la hostelería local con los que se ha reunido para indicarles las diferentes líneas de apoyo económico impulsadas desde la administración con carácter “inmediato”. Al tiempo, ha registrado sus peticiones para sobrellevar la crisis económica derivada de la pandemia.

De este modo, el Ayuntamiento de Almassora superará los 150.000 euros del presupuesto destinado a ayudas directas a los sectores productivos más afectados por la pandemia. Los fondos municipales, junto a las ayudas del Consell y la Diputación Provincial, englobarán tanto a quienes han cesado su actividad como a quienes han visto reducidos sus ingresos.

Galí ha recordado que será el Ayuntamiento la institución encargada de tramitar las ayudas en todos los casos y, posteriormente, el resto de administraciones transferirá los fondos a la cuenta municipal. De este modo, la entidad creará un equipo de trabajo específico para acelerar el procedimiento y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad del personal municipal y de los solicitantes.

En concreto, una primera convocatoria afecta al Plan Resistir de la Generalitat Valenciana, que establece una suma de 649.487 euros para Almassora. El Ayuntamiento participará con una aportación del 15%, en términos absolutos 97.423,05 euros, tal como marca el Consell. La administración autonómica y la Diputación Provincial completarán los fondos hasta rozar los 650.000 euros. Esta inyección de fondos se traducirá en ayudas de hasta 2.000 euros por persona autónoma o microempresa y 200 euros para trabajador a cargo a 31 de diciembre de 2020.

La segunda convocatoria es únicamente municipal y cuenta con una reserva inicial de 50.000 euros para aliviar las cargas a negocios cerrados en cumplimiento del decreto del Consell que, tal como ha indicado Galí, se ampliará en la medida que sea necesario, una vez que el consistorio elabore el registro con todos los establecimientos susceptibles de recibir la subvención directa.

La primera edil ha calificado como “ayudas de emergencia” a esta línea pensada para quienes se han visto afectados por el cierre con el objetivo de frenar los contagios. Ello supondrá un ingreso de 500 euros de fondos municipales a cada negocio de hostelería, gimnasios y el resto de establecimientos de Almassora sin actividad. Por ello, la próxima semana trasladará a todos los gestores de la localidad las diferentes líneas para facilitar la tramitación de documentos y conceder las ayudas lo más pronto posible, en febrero si lo permite el procedimiento administrativo.

De igual manera, el equipo de gobierno mantiene para 2021 la bonificación por la tasa de ocupación de la vía pública para terrazas de bares y restaurantes y el mercado ambulante de martes y viernes, que sigue operativo con restricciones de aforo, protección de los productos expuestos e higiene de manos controlada por personal municipal a la entrada y salida del recinto acotado.

Además, el consistorio dispone este año de una póliza de tesorería a corto plazo, valorada en tres millones de euros, para garantizar el pago a proveedores durante los primeros meses del año en que pueden producirse desfases transitorios por el calendario de ingresos de tributos y la liquidación de facturas.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta