No hay deporte imposible para nadie

Javier Andrés Plaza / Gilet (Valencia)

Arranca la segunda fase de los cinco grupos de la liga Caixa Popular Valenta. Esta competición cuenta con la novedad de estar divida en dos fases. Esta segunda fase se disputa por puntos a doble vuelta.

Cada una de las cinco ligas se dividen por la mitad en función de la clasificación. Los Subgrupos A están compuestos desde el 1º hasta el clasificado en la mitad. Los Subgrupos B están formados desde el siguiente clasificado en mitad de la tabla hasta el último clasificado.

Esta semana, el equipo de CastellónBase se ha desplazado a la comarca del Camp de Morvedre, en concreto, a Gilet. El pasado sábado se disputaba la primera jornada de la segunda fase del grupo 1B de la Liga Caixa Popular Valenta, la cual enfrentaba al C.F. Atlético Gilet y al Vila d’Onda “B”.

Los dos equipos apenas puntuaron en la primera fase de la competición. El Atlético Gilet logró ganar uno de los doce partidos que se disputaron, mientras que el Vila d’Onda terminó la fase regular sin conocer la victoria. Los dos equipos quedaron penúltimo y último, respectivamente. 

De entrada, el partido tenía todo el morbo del mundo. Una buena oportunidad para los dos equipos de empezar la segunda fase con una victoria que levante los ánimos. Hay que decir que el Atlético Gilet Femenino de Fútbol 8 se ha creado este año. La mayoría de las jugadoras han comenzado de cero a practicar este deporte.

El encuentro terminó 4-2 a favor del equipo blanquiazul en un partido muy disputado, pero cargado de emoción. Los dos equipos, mermados por los malos resultados, llegaban con ilusión y esperanza; y no defraudaron. El resultado pasó a un segundo plano. Lo que se vivió en La Maladitxa fue una demostración de que no hay deporte imposible para nadie.

La victoria del Atlético Gilet supuso una alegría inmensa en las jugadoras y en los padres que tanto han sufrido durante el año. Más especial aún lo fue para Nayara. La jugadora del Atlético Gilet anotó tres goles. «Estoy muy contenta de haber marcado tres goles, pero mucho más de haber ganado», comentó al finalizar el partido. La jugadora espera que el equipo siga mejorando y pueda volver a ganar.

Muy contento también estaba su entrenador, Miguel García. El míster del Atlético Gilet confesó que está siendo un año complicado y de aprendizaje, ya que solo 4 de sus jugadoras habían jugado al fútbol en otro equipo previamente.

Los malos resultados obtenidos en la primera fase no han dejado que se pierda la ilusión.  «Siempre hay algo para incentivarlas. Los resultados son muy abultados en nuestro caso e intento incentivarles con algo para que se motiven. Esta semana me tocará llevarlas al Mc Donalds», declaró Miguel al respecto.

Parece que la victoria puede suponer un punto de inflexión en la temporada. «Esta segunda fase la afrontamos mejor porque conocemos a los rivales y son más de nuestro nivel. El objetivo es intentar ganar todos los partidos de casa que es donde más afición tenemos y quedar lo más arriba posible», añadió el entrenador del Atlético Gilet.

La otra cara de la moneda fue el Vila d’Onda. El equipo castellonense luchó hasta el final, demostrando unos valores deportivos dignos de un equipo de fútbol. La entrenadora se siente muy orgullosa del trabajo que hicieron y de ser la entrenadora de este equipo. «La máxima motivación que tengo es ellas. A pesar de los malos resultados, la sonrisa que tienen en los entrenamientos y partidos no tiene precio», comentó María.

La entrenadora no tira la toalla y seguirá luchando hasta conseguir ganar su primer partido. «Yo afronto la segunda vuelta con ganas e ilusión, por ellas. Porque pueden demostrar que valen mucho», dijo la entrenadora. María demuestra que da todo por la ilusión y la sonrisa de unas niñas. Su deseo es que continúen disfrutando de este deporte «tan bonito».

lexus

Dejar respuesta

Por favor escribir tu comentario:
Please enter your name here