¿Por qué el CD Castellón perdió la final de la Copa del Rey de 1973 siendo mejor?

Con el Campeonato de Copa se iniciaron en España los campeonatos de carácter nacional. Tuvieron su inicio con el llamado “Concurso Madrid” en 1902 con motivo de la coronación de Alfonso XIII. Este se consideró el primer torneo de Copa, aunque el rey no dio su trofeo hasta el año siguiente., de ahí la denominación de Copa del Rey, si bien después de la guerra civil se llamó Copa del Generalísimo, volviendo a la denominación de Copa del Rey cuando a la muerte de Franco volvió la Monarquía.

Los primeros años, la Federación invitaba a los clubes que quisieran a que fueran a Madrid para tomar parte en la competición., pero a partir de 1.909 se establecieron las primeras normas con las que se fija la participación de los campeones regionales, puesto que todavía no existía la Liga. Más tarde con la creación de este torneo, se eliminarían los campeones regionales comenzando la participación de los equipos de primera división y de segunda y en los últimos años los de segunda B.

         La primera vez que el Castellón participa en la Copa es la temporada 1.927 en su condición de subcampeón regional junto con el Valencia, quedando agrupado en el segundo grupo con el Europa y Cartagena. Los albinegros ganaron por 1-0 al Cartagena en el Sequiol y perdieron en la primera vuelta en el campo del Europa por 4-1 marcando los cuatro goles el delantero catalán Cros. En la segunda vuelta , en Cartagena se perdió por 1-0 y aunque se ganó al Europa por 2-1, en campo propio, hubo que disputar un desempate  en Madrid, que ganó el Europa, con goles de Alcázar y también de Cros, con lo que este equipo conseguía el primer puesto del grupo.

Esos años el Castellón reunió un gran equipo lo que le permitió conseguir el campeonato y el subcampeonato regional en varias ocasiones. Al comienzo de la temporada  de 1.928, el 3 de julio el equipo albinegro empezó ganando en Mestalla al Valencia por 2-6, lo que valió para que el “Diario de Castellón” publicara esta información: “El Castellón corta las melenas al león de Mestalla en su propia jaula”.

En la Copa de 1929 el Castellón se enfrentó a la Cultural Leonesa en el Sequiol, que ese día estaba convertido en una auténtica laguna, al que ganó por cuatro goles a dos. En la vuelta, la Cultural venció por sólo 2-1 con lo que el Castellón se tuvo que enfrentar al Elche, al que derrotó en el Sequiol por 5-0 con dos goles de Montañés y otros de Bellés, Pascual y Martinez y al que volvería a derrotar en la ciudad ilicitana por 0-2 con goles de Montañés y Bellés..

En cuartos de final jugó con el Atlético de Bilbao. La presencia de los rojiblancos de San Mamés despertó en Castellón un gran interés, hasta el punto de que dos mil personas acudieron a recibirles a la estación del tren, porque entonces los equipos viajaban en ferrocarril. Incluso acudió a darles la bienvenida el alcalde Manuel Lillo, celebrándose un concierto en su honor en la plaza Castelar y hasta se invitó al presidente de dicho club a que pronunciara una conferencia en el Ateneo. En ese primer partido el resultado fue de empate a dos goles después de que los visitantes se pusieran 0-2 en el marcador, igualando a dos Pascual y Martínez.

Al igual que hicieron los aficionados castellonenses en esta ida,los bilbainos dispensaron a los albinegros un gran recibimiento a la vuelta, pese a que el tren que les llevaba a Bilbao llegó a la una y media de la madrugada. Al día siguiente organizaron para la expedición albinegra una partida de pelota, una excursión por la costa, les regalaron chapelas y les ofrecieron una cena tras al partido que concluyó con 2-1 marcando el gol castellonense Mauri.

Con los bilbaínos, años más tarde, en la temporada 1972-73 disputaría la final de Copa por única vez en su vida en Madrid perdiendo por 2-0.

En el Campeonato de Copa de 1.930 el Castellón acababa de ascender a segunda división y ganó al Atlético de Madrid en la primera eliminatoria gracias a un gol de Capillas por la mínima diferencia. En el partido de vuelta gracias a un gol de Martínez obligó a ir a un  partido de desempate.

Se jugó en el campo del Español y el Castellón dio la gran campanada ganando nada menos que por 7-1 con goles de Montañés, Capillas, Martinez (2), y Arróniz.

A pesar de este éxito y de ganar en el partido siguiente por 0-1 en octavos de final al Real Unión por 0-1 en su campo, en al partido de vuelta en el Sequiol perdió por 0-2, quedando apeado de la competición.

En la Copa de 1.931 se enfrentó en dieciseisavos de final al Palma de Mallorca perdiendo por 1-0 en las islas pero ganando por 3-0 en el Sequiol con dos goles de Montañés y uno de Martínez.

En octavos de final perdió en Sevilla por 3-1 pero ganó en el Sequiol por el mismo resultado a su favor, con lo que tuvo que disputar un desempate que ganaron los albinegros por 2-1 con goles de Arróniz y Mora, con lo que pasó a cuartos de final, jugando contra el Logroño ganando en el Sequiol por 2-0 pero perdiendo en la capital riojana por 3-0.

Al año siguiente en 1932 el Castellón en dieciseisavos de final ganó en el Sequiol al Murcia por 3-0, perdiendo en la vuelta  por 3-2 con lo que disputó octavos de final, enfrentándose al Donostia en el Sequiol ante el que perdió por 2-3 y más abultadamente en el partido de vuelta por 8-1.

En el campeonato de 1933 se enfrentó en la primera eliminatoria de dieciseisavos al Constancia empatando en la ida a un gol y ganando en la vuelta en el Sequiol por 3-2. En octavos de final el Sporting ganó en la ida por 5-0 y  en la vuelta el Castellón sólo ganó por 3-2.

En los años siguientes el equipo albinegro no participó en la competición copera uniéndose los años de la desaparición del club tras los graves incidentes tras un partido contra el Oviedo en el Sequiol con un arbitraje parcialisimo del aragonés Ostalé.

  La participación más destacada del Castellón en esta competición fue en la temporada 72-73 llegando a la final de la que nos ocuparemos después, pero quiero significar que a partir de 1967 comienza una buena participación albinegra en el torneo del K.0. Así en ese año, entra a jugar como uno de los dieciseis clubes del segundo grupo de la segunda división, disputando una fase previa en la que gana al Langreo en su campo por 0-1  y en la vuelta claramente por 4-0. A la siguiente ronda, en dieciseisavos, perdió en el Sequiol ante el Pontevedra por 0-1, y cosechando otra derrota en tierras gallegas también por 1-0.

Al año siguiente vuelve a participar como equipo del segundo grupo de la segunda división venciendo en la fase previa al Osasuna por 3-1 y perdiendo en la vuelta sólo por 1-0.comenzando en la primera ronda contra el Málaga perdiendo también por 1-0 en tierras andaluzas y en Castalia por 0-1.

En la temporada de 1969, al contar la segunda división sólo con un grupo de veinte equipos, por la dura reducción, lo que había motivado el descenso de categoría del Castellón, la Copa la jugaron sólo los equipos de primera. Pero al año siguiente se produjo el retorno del equipo a la segunda categoría del fútbol español por lo que participó en la Copa. Hubo una criba para reducir la participación de los equipos de tercera, participando los segundas a partir de la cuarta ronda.

Al Castellón le correspondió enfrentarse a partir de ese momento al equipo madrileño del Reyfra ganando en su campo por 0-1 y  en el partido de vuelta en Castalia por el mismo resultado.

Este triunfo deparó al club lo que siempre había buscado; enfrentarse a un grande pensando en la taquilla, y le correspondió nada menos que el Real Madrid, con el que se había enfrentado en los años 1942  y 1947 poniéndoselo difícil. Con lleno absoluto y record de recaudación llegó el equipo madrileño a Castalia con esta alineación el 3 de mayo de 1970: José Luis, Calpe, De Felipe, Peinado, Pirri, Zoco, Fleitas, Amancio, Grosso, Velázquez y Gento. A pesar de marcar Isauro los goles de Amancio y Gento dieron ventaja a los blancos. Lo peor en el partido de vuelta no fue que el Madrid se impuso por 3-0 sino que una fuerte entrada de Benito a Félix, le produjo la fractura de tibia y peroné de la que le intervino el médico del Madrid ya que este club dio orden de que se le hiciera al jugador todo lo necesario afrontando ellos todos los gastos. Ese año el Madrid fue campeón de Copa al ganar al Valencia por 3-1.

La temporada 71-72 fue una gran temporada. El Castellón con Emilio Fabregat de presidente y Lucien Muller como entrenador, que había sustituido el año anterior  Vicente Dauder, conseguía al cumplirse sus bodas de oro el ascenso a la primera división del fútbol español, lo que fue no sólo una gran fiestas para el club sino también para toda la ciudad. La temporada tendría añadido un buen colofón copero ya que en la primera eliminatoria se apeó al Alcoyano en un partido muy bronco en Castalia, donde un jugador visitante agredió a Fabregat, realizando el tinerfeño Valle un lamentable arbitraje que acabó con  los jugadores Miguel y Andreu y el entrenador visitante Juanito Vázquez en la Comisaría de Policia. A continuación se eliminó al Hércules  perdiendo en su campo pero ganando en Castalia.

Tres días después de consumado el ascenso de categoría, el Castellón recibía en Castalia nada menos que al Barcelona acabando el partido con empate a cero. En la vuelta ganaron los catalanes por 2-1. La visita del Barcelona habia producido otra recaudación record lo que seria anticipo de lo que ocurriría la temporada siguiente en la máxima categoría del fútbol español.

      La temporada siguiente seria brillantisima para el Castellón, concluyendo quintos en la liga y finalistas de Copa. Mientras se disputaba la competición liguera se inició el torneo de Copa.. Se comenzó apeando al Valladolid al que goleó en Castalia por 5-0 aunque perdiera en Zorrilla por 1-0. La siguiente ronda enfrentó a los albinegros con el Valencia al que recibió en Castalia concluyendo el partido con empate a cero lo que hacia creer que el Castellón quedaría eliminado, Pero no fue así y tras acabar el partido de vuelta en Mestalla con empate sin goles, en la prórroga, gracias a un gol de Causanilles  el equipo siguió adelante, con el júbilo de los miles de castellonenses que se habían desplazado a Valencia.

En cuartos de final, el sorteo deparó una eliminatoria con el Betis al que se ganó con toda claridad en casa por 4-0 con tres goles  de Clares y uno de Planelles, perdiendo en Sevilla sólo por 2-0.

En semifinales se recibió en Castalia al Spórting de Gijón al que se ganó por 2-0 con goles de Planelles, que en la vuelta volvió a marcar con lo que se consumó la presencia albinegra en la final de Copa. Por cierto que de este partido les puedo contar un par de anécdotas. El presidente Fabregat dio una patada a la puerta del vestuario albinegro rompiéndola ante la sorpresa de los directivos locales y mi entrañable compañero Chencho y yo estábamos en un palco corrido retransmitiendo el partido. Cuando marcó Planelles Chencho dio tales gritos que los aficionados locales, que veían la eliminatoria perdida y que teníamos en la fila de abajo, se levantaron violentamente hacia nosotros impidiendo la agresión el diector de Radio Nacional en Asturias Juan Carlos Cárdenas que luego sería director en Valencia.

        Por vez primera en la historia, tras uno de los mejores años  de toda su existencia el Castellón iba a jugar una final de Copa.

El 29 de junio de 1973 miles de castellonenses llegamos a Madrid para presenciar el encuentro en el Vicente Calderón. Recuerdo el viaje inolvidable que hicimos los “enviados especiales de Mediterráneo y La Voz de Castellón: Francisco Pascual, Paco Breva, Pepe Ten y quien firma estas notas.

El Castellón alineó a : Corral, Figueirido, Cela, Babiloni, Oscar, Ferrer, Tonín, Del Bosque, Clares, Planelles y Félix. Al comenzar la segunda parte Ortuño ocupó el puesto de Clares y a los setenta y siete minutos Cayuela salió por Ferrer.  El Bilbao tenía un equipo enorme con entre otros: Iribar, Guisasola, Rojo, Villar , Arieta, Aranguren, etc, siendo Villar que luego seria presidente de la Federación Española el que marcó los dos goles.

  ¿Por qué perdió el Castellón este año siendo mejor? Analizando la situación se dieron varias circunstancias. El Castellón eligió un hotel muy céntrico en lugar de irse a las afueras, con lo que los jugadores tuvieron todo el dia visitas de amigos y familiares, luego existía un temor al equipo rojiblanco no porque esa fuera una de sus mejores temporadas, sino por su enorme tradición copera, con lo que el Castellón salió un tanto acomplejado, y luego por una “gran circunstancia” que resaltó siempre Emilio Fabregat. El tenía la costumbre de bajar al vestuario de los jugadores mediado el partido para felicitarles o darles alguna bronca que en ocasiones obligó al entrenador a sustituir algún jugador. Y en esa ocasión también intentó llegar al vestuario, pero cuando quería abandonar el palco, el ministro de la  Gobernación Carlos Arias le cogió y le dijo que mientras no se moviera Franco, allí no se movía nadie. Y no pudo en esos momentos dirigirse a sus jugadores.

Aunque no se ganó, se hizo méritos y ahí quedaron para la historia esos años. Si entonces se cumplían las bodas ahora, ojalá ahora dentro de poco, cuando se cumpla el,centenario de la entidad ojalá podamos vivir situaciones similares.

Artículo de José María Arquimbau para Castellón Base. El CD Castellón regresa a la Copa del Rey el próximo martes en eliminatoria a partido único ante la UD Las Palmas en el Estadio Castalia.

lexus

No hay comentarios

Dejar respuesta